Andrés López | “Los festivales están quitando espacio a las salas, que es donde realmente nace todo”

La banda granadina Niños Mutantes actúa esta noche en la Sala Búnker para presentar “Diez y medio”, EP que complementa a su último disco, “Diez”.

Andrés López | “Los festivales están quitando espacio a las salas, que es donde realmente nace todo”
El grupo granadino actúa esta noche en A Coruña
El grupo granadino actúa esta noche en A Coruña

La banda granadina Niños Mutantes actúa esta noche en la Sala Búnker para presentar “Diez y medio”, EP que complementa a su último disco, “Diez”.

Acaban de lanzar “Sin pensar”, nuevo sencillo del EP “Diez y medio”. Es muy pegadiza.
Las críticas están siendo muy buenas, creo que hemos conseguido aunar los Mutantes de toda la vida, mucha gente nos pedía recuperar a los del principio y creo que lo hemos hecho bien, está gustando.

¿Por qué añadir ese “medio” a su anterior trabajo, “Diez”?
Cuando hicimos “Diez”, nuestro décimo disco, nos vimos con una cantidad importante de material y no queríamos que quedase en el olvido, teníamos unas 20 canciones maquetadas, por lo que rescatamos algunas y grabamos nuevas, como “Sin pensar”, además de una versión que todavía no podemos desvelar pero que se conocerá muy pronto.

Dentro de esa gira larga y variada que tienen, ¿les gusta más tocar en salas o festivales?
Todo tiene su encanto, pero nosotros reivindicamos la música en salas, porque realmente allí es donde nace todo. Sin salas no habría festivales, los cuales son maravillosos y se han convertido en una forma de ocio que atrae a muchísima gente, pero hay tantísimos que se les está dando prioridad frente a las salas.

Sidonie vuelve esta semana a la sala coruñesa donde tocaron la primera vez que vinieron.
Sí, ¡a Mardi Gras! Mi primer concierto con los Mutantes fue allí. Lo que está haciendo Sidonie es de quitarse el sombrero, volver y reencontrarte con tus inicios te da un golpe para saber dónde estás y cómo has llegado ahí. Hay otra cercanía, otro sonido... Es diferente. Nosotros, que también cumplimos 20 años, también volvimos a la Sala Sol, Plantabaja, etc.

Niños Mutantes ha estado siempre ahí, tienen una trayectoria larga y son la prueba de que, con trabajo, todo llega.
No somos muy de echar la vista atrás pero con esto del décimo disco y el aniversario, nos damos cuenta de que llevamos mucho tiempo en esto (risas). Hemos disfrutado mucho, no somos una banda que tuvo un gran éxito y vivimos de rentas, en los conciertos no tenemos que tocar grandes hits del pasado sino que defendemos lo que hacemos en el presente. Somos unos afortunados por poder hacer eso.

¿Echarán la vista atrás hoy?
Seguro, hay temas que no pueden faltar: “Errante”, “No puedo más contigo”... Y alguna rareza del primer disco.

¿Qué tal se llevan con Spotify?
Tenemos la obligación de llevarnos bien, aunque somos defensores a ultranza del formato físico y por nosotros solo grabaríamos vinilos, pero hay que asumir lo que hay. No se puede vivir, aparentemente, sin Spotify hoy día, lo que les da el poder de negociar y hacen con nosotros lo que quieren.

¿Y las redes sociales?
Las “reses” sociales, como nosotros las llamamos, van cambiando y ahora están de moda unas que ya no lo estarán más adelante. Somos de una época en la que para hablar con alguien se ponía un sello en una carta, pero las redes sociales nos han permitido comunicarnos con nuestro público. Hoy mismo nos ha llegado un mensaje de una seguidora que va a venir al concierto de A Coruña con su madre, de 71 años, que es “súper fan”. Nos encanta.

¿Les ha fortalecido la crisis que tuvieron en 2016, cuando casi se separan?
En los matrimonios largos siempre hay crisis, pero nos sentamos y llegamos a la conclusión de que la música nos une por encima de todo. El polvo de reconciliación fue “Diez” (risas).

¿Qué pasa en Granada para generar tanta banda indie?
Tenemos un legado cultural que sigue haciendo mella, desde Lorca, y se retroalimenta, desde Miguel Ríos hasta Los Planetas. Además, no emigramos a Madrid, algo insólito en el sector.