jueves 19.09.2019

Ana López: “Hay que buscar parking disuasorios porque el barrio apenas tiene y las mañanas son un auténtico infierno”

Presidenta de la Asociación de Empresarios de A Grela

La nueva máxima dirigente del colectivo, la primera mujer en la historia del mismo, mantendrá la continuidad en la gestión y advierte de que “el principal caballo de batalla” es la movilidad, para lo que tratarán de llegar a acuerdos con las distintas Administraciones

López aboga por seguir humanizando el barrio para que los coruñeses lo sientan como uno más  | patricia g. fraga
López aboga por seguir humanizando el barrio para que los coruñeses lo sientan como uno más | patricia g. fraga

En el polígono de A Grela azotan vientos de cambio y  su llegada al sillón principal de la agrupación de empresarios es uno de ellos. Tras 56 años de historia del parque y 46 de la Asociación de Empresarios de Agrela, una mujer se ha hecho cargo de la dirección. La actual gerente del centro comercial Marineda City, Ana López, coge el testigo de José Antonio López con un objetivo muy claro: mejorar la movilidad en este nuevo barrio de A Coruña.

Acaba de tomar posesión de la presidencia de la entidad pero ya formaba parte de la anterior directiva. ¿Habrá una continuidad en la gestión? 

Sí, de hecho parte de la junta directiva se mantiene y otra parte es de nueva elección. Grandes cambios no va a haber, quizá un poco más de visibilidad para las mujeres ya que somos el 50% de la junta. Respecto a A Grela va a haber continuidad porque el proyecto lleva tiempo desarrollándose y vamos a seguir trabajando en las líneas estratégicas que llevamos estos años en las que queda todavía mucho trabajo.

El objetivo más repetido es mejorar la movilidad.

Es el reto que tiene toda la ciudad pero especialmente A Grela. Obviamente vamos a seguir apoyando los intereses de las empresas y prestando servicios pero trabajaremos estrechamente con la Administración para ver si en este mandato podemos avanzar con los temas de movilidad que aquí son muy críticos y necesarios.

¿Qué necesita el polígono para avanzar en ese camino? ¿Más transporte público, más plazas de aparcamiento o más facilidades para llegar en bicicleta?

Todo ello. A Grela es mucho más que un polígono, es un nodo industrial y comercial de la ciudad que ha ido evolucionando hacia un barrio que es más de servicios, más amable. Una de las líneas de trabajo de estos últimos años ha sido humanizarlo y se va consiguiendo poco a poco pero concentra a 20.000 trabajadores. Esas personas tienen que poder llegar a su lugar de trabajo con alternativas al vehículo propio porque sino hay colapsos. 

Es algo endémico del municipio.

Es una situación que se da en más zonas pero aquí es importante porque se da mucha concentración de vehículos. Además, al ser un acceso principal en la ciudad se incrementa el tráfico. Si tuviéramos medios alternativos no necesitaríamos esos 20.000 vehículos que podemos tener y para los que lógicamente hay que buscar un sitio para aparcar. Si tuviéramos carril bici, medios alternativos de transporte sostenible... Aquí la imaginación al poder pero, hoy por hoy, la alternativa es el transporte urbano y hay que buscar aparcamientos disuasorios porque el barrio apenas tiene y las mañanas son un auténtico infierno.

Hay empleados que han optado por organizarse por su cuenta con el parking de Lonzas. ¿Hay que fomentar eso ya que las conexiones de autobús no son las óptimas? 

Todas aquellas acciones que, de manera espontánea, han surgido entre los trabajadores son bienvenidas. Pero tenemos que dar otras opciones porque A Grela es muy extenso y esa ubicación es buena para una pequeña parte de los trabajadores. A lo mejor tener lanzaderas es una opción muy oportuna. O crear parking disuasorios en otros extremos, pero siempre permitiendo acceder de manera segura y rápida. 

En la agenda de acciones, ¿les han afectado mucho los dos procesos electorales? 

Como al resto del país. Lo que deseamos es que se resuelva todo cuánto antes y podamos empezar a trabajar porque nos quedan muchas cosas por hacer. A nosotros nos da igual quien esté en el poder, lo importante es tener un interlocutor para seguir avanzando. Hasta el momento hemos trabajado de manera muy eficiente con las administraciones locales. Además, creo que el equipo de gestión de la asociación es muy competente, muy entregado y muy eficiente a la hora de sentarse con las distintas partes y encontrar soluciones. 

¿El plan director sigue incluyendo más iniciativas? 

Nuestro principal caballo de batalla es la movilidad pero evidentemente hay muchos más retos. El plan director es una herramienta en la que vamos volcando a diario propuestas que llegan de los asociados. En esa línea aún nos queda mucho por hacer. Por ejemplo, la pasarela de Baños de Arteixo es casi una realidad, queremos rotondas en la avenida de Finisterre igual que las que se han conseguido para aliviar ese tráfico tan denso, hay que ajardinar, mejorar la estética del barrio, peatonalizar... En esta última etapa se cambiaron las farolas a luz led y la eficiencia es otro de nuestros objetivos.

Antaño tenían una política para contratar servicios conjuntos y abaratar costes. ¿La mantienen? 

Es algo que hacemos permanentemente, igual que las actividades de formación. Además, hemos ido incrementando de manera importante los servicios. La cultura colaborativa es lo que está imperando y ahí ganamos todos.

¿Sería bueno extender esa conjunción con polígonos como Pocomaco, Sabón o, en el futuro, Vío y Morás? 

Nosotros ya colaboramos bastante y tenemos mucha comunicación con el resto de polígonos de la provincia y, especialmente, con los de la ciudad y su entorno. Nuestra ubicación y nuestras empresas marcan diferencias pero tenemos mucha problemática común, como la movilidad. Al final aprendemos mucho unos de otros y de las soluciones que dan en unos sitios a determinados problemas. 
 
¿Interesaría crear una autoridad suprapolígonos para hablar con las Administraciones? 

Estaremos totalmente abiertos a analizar cualquier forma de colaboración porque siempre resulta oportuno y eficaz. 

En otras etapas del polígono industrial habría llamado la atención que el mayor cargo recayese sobre el sector comercial. 

A Grela es un área comercial y de ocio, de industria y de empresa, tiene todas esas actividades. El que alguien vinculado a una actividad comercial sea presidente forma parte de la vida de la asociación. Va evolucionando y vamos interviniendo todos aquellos que queremos ceder parte de nuestro tiempo a mejorar la vida común y entre las empresas hay mucha generosidad.

Comentarios