sábado 15/8/20

Los alumnos coruñeses unen de la mano el Millennium y la Domus para reclamar paz

Alrededor de tres mil escolares formaron una cadena humana que ocupó el Paseo Marítimo

Parte de la cadena humana formada por los escolares en el Paseo Marítimo | sara martínez
Parte de la cadena humana formada por los escolares en el Paseo Marítimo | sara martínez

Alrededor de 3.000 escolares coruñeses formaron durante la mañana de ayer una enorme cadena humana con la que unieron el Millenium y la Domus para reclamar el “fin de los conflictos y del uso de las armas nucleares, la integración, la no discriminación, la sostenibilidad del planeta y la refundación de las Naciones Unidas”.

La iniciativa, preparatoria de la Segunda Marcha Mundial por la Paz que tendrá lugar el próximo 2 de octubre, estaba impulsada por la asociación Mundo sin Guerras y sin Violencia de A Coruña.
Los alumnos, que la Policía local y la organización cifran en torno a los tres mil, son estudiantes de ocho colegios de la ciudad –Calasancias, Esclavas, Salesianos, Compañía de María, Dominicos, Salgado Torres, Zalaeta y el CEE Aspronaga–.

Valores de la ciudad
A este preludio de la Marcha por la Paz acudió también la concejal de Justicia Social, Silvia Cameán, que agradeció a Mundos sin Guerras y Sin Violencia su trabajo por “a defensa dos Dereitos Humáns que son valores da nosa cidade”, unos valores que para la edil no tienen matices: “Ou estás na defensa deles ou estás en contra”, sentenció a pie de la formación de la cadena humana.

Cameán valoró “o traballo realizado nos colexios e o tempo e esforzo dedicados para que hoxe tivera lugar esta iniciativa que leva unha mensaxe en contra de todas as violencias, e, a nivel educativo, é a maneira de construir unha sociedade máis xusta”.

En la organización de la cadena humana por la paz colaboraron entidades como Acampa por la paz y el derecho al refugio, la ONG Aire, la Red de las Escuelas por los Derechos Humanos de Amnistía Internacional, la Universidad Senior de la Universidad de A Coruña, Simbiosis y las Anpas de los colegios participantes, además de otros treinta voluntarios y del Ayuntamiento de A Coruña.

Comentarios