sábado 31/10/20

Los alumnos coruñeses unen de la mano el Millennium y la Domus para reclamar paz

Alrededor de tres mil escolares formaron una cadena humana que ocupó el Paseo Marítimo

El Ideal Gallego-2019-04-27-008-5a8bc52d
Parte de la cadena humana formada por los escolares en el Paseo Marítimo | sara martínez

Alrededor de 3.000 escolares coruñeses formaron durante la mañana de ayer una enorme cadena humana con la que unieron el Millenium y la Domus para reclamar el “fin de los conflictos y del uso de las armas nucleares, la integración, la no discriminación, la sostenibilidad del planeta y la refundación de las Naciones Unidas”.

La iniciativa, preparatoria de la Segunda Marcha Mundial por la Paz que tendrá lugar el próximo 2 de octubre, estaba impulsada por la asociación Mundo sin Guerras y sin Violencia de A Coruña.
Los alumnos, que la Policía local y la organización cifran en torno a los tres mil, son estudiantes de ocho colegios de la ciudad –Calasancias, Esclavas, Salesianos, Compañía de María, Dominicos, Salgado Torres, Zalaeta y el CEE Aspronaga–.

Valores de la ciudad
A este preludio de la Marcha por la Paz acudió también la concejal de Justicia Social, Silvia Cameán, que agradeció a Mundos sin Guerras y Sin Violencia su trabajo por “a defensa dos Dereitos Humáns que son valores da nosa cidade”, unos valores que para la edil no tienen matices: “Ou estás na defensa deles ou estás en contra”, sentenció a pie de la formación de la cadena humana.

Cameán valoró “o traballo realizado nos colexios e o tempo e esforzo dedicados para que hoxe tivera lugar esta iniciativa que leva unha mensaxe en contra de todas as violencias, e, a nivel educativo, é a maneira de construir unha sociedade máis xusta”.

En la organización de la cadena humana por la paz colaboraron entidades como Acampa por la paz y el derecho al refugio, la ONG Aire, la Red de las Escuelas por los Derechos Humanos de Amnistía Internacional, la Universidad Senior de la Universidad de A Coruña, Simbiosis y las Anpas de los colegios participantes, además de otros treinta voluntarios y del Ayuntamiento de A Coruña.

Comentarios