domingo 25/10/20

La alta densidad del tráfico y el éxito de otras zonas abocan al olvido a San Andrés y Juan Flórez

El inicio de año es una época de renovación en el comercio pero en unas zonas de la ciudad ese cambio se produce más rápido que en otras. Mientras puntos de encuentro como la plaza de Lugo y su entorno y la calle Real están a punto de estrenar nuevos vecinos

En Juan Flórez está a punto de cerrar una nueva tienda	pedro puig
En Juan Flórez está a punto de cerrar una nueva tienda pedro puig

El inicio de año es una época de renovación en el comercio pero en unas zonas de la ciudad ese cambio se produce más rápido que en otras. Mientras puntos de encuentro como la plaza de Lugo y su entorno y la calle Real están a punto de estrenar nuevos vecinos, en las arterias de tráfico y compras de Juan Flórez y San Andrés hay varias liquidaciones por cierre en proceso y todo hace presagiar que el stock de bajos disponibles seguirá en ascenso. Desde la Asociación Zona Comercial Obelisco achacan estos cambios de tendencia a la alta densidad de tráfico y la falta de unas aceras que inviten al paseo.
Hace escasas semanas que dos tiendas se despidieron de Juan Flórez y al menos una tercera ha rebajado la mercancía para echar el cierre cuánto antes. En San Andrés ya hay anunciadas tres clausuras de tiendas tan antiguas como la zapatería Loren o de propuestas escasas en la ciudad como Endulze. Los motivos para la despedida son distintos en cada caso pero lo cierto es que las liquidaciones se suman a una larga lista que se inició en 2016 en el primer caso y que no ha parado en ningún momento en el segundo.
El presidente de la Asociación Zona Comercial Obelisco, Antonio Amor, puntualiza sobre San Andrés “que hay rachas” que pueden afectar a distintas zonas y que en esa calle también hubo nuevas aperturas. En cualquier caso reconoce que “el efecto del cambio de tiendas tarda más que en la calle Real o sus aledañas”.
Desde su punto de vista el problema del comercio en San Andrés recae en “que las aceras son pequeñas y la densidad de tráfico no invita al paseo porque no es una zona muy humana”.
Así establece la comparativa entre la parte que llegó a abrirse al peatón y la que sigue igual que siempre y, aunque ahora dos de los cierres son justo al final de la calle, entiende que en ese entorno habrá una rotación más acelerada de lo que suele ocurrir en el resto de la infraestructura.
No le falta razón pues, hoy por hoy, se cuentan hasta 24 bajos vacíos, sin sumar los de aquellos edificios medio en ruinas o los solares vacíos. “Todos pensamos que va a volver a ser importante pero al ser una calle tan larga se notan más los locales vacíos y el problema grave que tiene es la imagen de los edificios, porque parece una zona abandonada”, reflexiona, aludiendo precisamente al solar junto a la antigua Telefónica.

seguir la humanización
Además, los alquileres siguen siendo elevados. Los propietarios no los subieron pero tampoco llegaron a adaptarlos a los tiempos de la crisis. Ante todas estas trabas para arrancar, Zona Obelisco –a la que pertenece San Andrés– demanda a las administraciones que continúen “con la humanización de la calle, ancheando las aceras, poniendo árboles y bancos y mejorando la iluminación”.
En el caso del cambio de tendencia en Juan Flórez, algunos expertos relacionan la situación con la fuga de negocios tanto al entorno más próximo de la plaza de Lugo (porque la vía se ve muy alejada) y al nuevo núcleo de moda de Alfredo Vicenti.
Pero a la vista de que uno de los cierres se produjo casi en la incorporación a Alfonso Molina y otros están vinculados a tiendas outlet, la presidenta de las Asociación de Comerciantes Distrito Picasso, Belén Chaver, entiende que hay que distinguir tramos de la calle para comprender el éxito o el fracaso y también el target de consumidores que se mueve por allí. De hecho, asegura que en breve habrá desembarcos como el de la clínica IVI.

Comentarios