viernes 23/10/20

Alfonso Molina sufre su tercer colapso de tráfico en una semana

La semana comenzó con un nuevo colapso de tráfico en Alfonso Molina y ya es el tercero de su tipo que tiene lugar en una semana. En esta ocasión, de forma simultánea en sentido entrada y salida. Los siniestros se sucedieron con un escaso margen

Los siniestros suelen producirse a primera hora de la mañana	patricia g. fraga
Los siniestros suelen producirse a primera hora de la mañana patricia g. fraga

La semana comenzó con un nuevo colapso de tráfico en Alfonso Molina y ya es el tercero de su tipo que tiene lugar en una semana. En esta ocasión, de forma simultánea en sentido entrada y salida. Los siniestros se sucedieron con un escaso margen, de apenas unos minutos, y aunque no dejaron heridos que lamentar, bloquearon el principal acceso a la ciudad. La situación no se normalizó hasta las nueve y media, cuando ya finalizaba la hora punta.
El primer accidente registrado fue en dirección salida, a la altura del desvío hacia Elviña, y consistió en un alcance entre una ambulancia y dos turismos en el carril central de la vía a la altura de la Seat. Las colas llegaron hasta la ronda de Outeiro mientras la Guardia Civil regulaba el tráfico.
Al otro lado de la mediana, las patrullas de la Policía Local trataban de hacer lo mismo, en esta ocasión con dos turismos implicados en un alcance. “Cuando se trata de Alfonso Molina, la consigna es retirar los vehículos, antes incluso de finalizar el atestado porque si no se forma un embotellamiento”, explicó un agente. Sin embargo, no se pudo hacer nada para evitar que el atasco se formara a medida que llegaban más y más coches.

dispositivo permanente
Este flujo continuo de vehículos fue lo que impidió que la circulación se normalizara hasta las nueve y media de la mañana, aunque los vehículos siniestrados ya se habían retirado a las 08.45 horas, según fuentes de la Policía Local, que mantiene un dispositivo permanente en Alfonso Molina desde hace más de dos años.
Este dispositivo se establece cuatro veces al día, coincidiendo con las horas punta, y está compuesto por un coche patrulla y una grúa, que se apostan en puntos distintos dependiendo de si l aahora punta es de entrada (a las siete y media de la mañana) o de salida (a la una y media de la tarde). Pero la siniestralidad en la AC-11 ha sido tan baja en el último año que incluso se planteó la posibilidad de retirarse ese dispositivo.

visibilidad
Pero la racha de accidentes ha descartado esa posibilidad. Los agentes de tráfico consideran que el mal tiempo está detrás de los últimos siniestros, lo que explicaría por qué hace tanto tiempo que no se producían: “Hasta ahora hacía buen tiempo, pero empezó a llover, y eso reduce nuestra visibilidad”.
En este sentido, recuerdan que los siniestros se producen a primera hora de la mañana, con oscuridad, lo que también contribuye a reducir la visión.

Comentarios