viernes 27/11/20

Un alcance múltiple y una avería semafórica provocan el colapso de Alfonso Molina

El accidente se produjo pasadas las ocho de la mañana y la normalidad no se recuperó hasta dos horas después
El siniestro tuvo lugar justo debajo de la avenida de San Cristóbal, en dirección salida | patricia g. fraga
El siniestro tuvo lugar justo debajo de la avenida de San Cristóbal, en dirección salida | patricia g. fraga

La avenida de Alfonso Molina vivió ayer una jornada complicada que recordó a los tiempos anteriores a la epidemia. Un alcance múltiple en el que se vieron implicados tres vehículos provocó un embotellamiento en dirección entrada a la altura del barco pasadas las ocho de la mañana. Al mismo tiempo, un fallo semafórico en la plaza de Ourense causaba también retenciones en dirección salida, de manera que el principal acceso a la ciudad se vio afectado durante casi dos horas, según fuentes de la Policía Local.

En realidad, el fallo semafórico de la plaza de Ourense se había producido horas antes, al filo de la medianoche, a raíz de un corte de luz que había afectado a la red. Sin embargo, no se registró ningún problema en el tráfico hasta el día siguiente, con la llegada de la hora punta de la mañana en dirección salida. 

Una herida leve
Entonces fue cuando los agentes municipales se vieron obligados a regular el tráfico para sustituir a los semáforos. 

En cuanto al siniestro en la avenida de Alfonso Molina, dejó una mujer herida, aunque de cráter leve. La víctiam, de 49 años, fue trasladada al hospital por una ambulancia del 061 mientras los policías locales trataban de regular el tráfico, que formó rápidamente una larga cola en Lavedra.  

Los tres vehículos implicados resultaron dañados y derramaron líquido sobre la calzada, provocando peligro para la circulación, por lo que fue necesario solicitar la presencia de los bomberos para baldear la calzada. No fue hasta poco antes de las diez de la mañana cuando se restableció la normalidad en ambos sentidos. 

Conviene recordar que se trata del segundo accidente seguido con embotellamiento que registra Alfonso Molina en lo que va de semana, puesto que el lunes se produjo otro alcance a las siete y media de la mañana, según fuentes municipales. 

Y ayer, en la glorieta del Pavo Real, tuvo lugar otra colisión a la cuatro menos cuarto de la tarde en la que se registró otro herido, si bien de poca importancia. 

Además, el mal tiempo provocó la congestión de tráfico el martes pasado. Pero aunque estos incidentes recuerdan a la época anterior a la pandemia, tanto la DGT como la Concejalía de Movilidad concuerdan en señalar que todavía no se ha recuperado el nivel de circulación previo a la pandemia y que a día de hoy nos encontramos a poco más del 80% del total, y que no se espera que suba más a corto plazo.

Comentarios