miércoles 5/8/20

Alberto Núñez Feijóo | “Pido a los ciudadanos que le regalen quince minutos a Galicia el próximo domingo”

El candidato del PPdeG afronta el reto de conseguir su cuarta mayoría absoluta, con el viento a favor de unas encuestas positivas de las que no termina de fiarse y con la incertidumbre que provoca el acudir a votar en la “nueva normalidad”
Alberto Núñez Feijóo | Javier alborés
Alberto Núñez Feijóo | Javier alborés

El próximo domingo los gallegos acuden a las urnas y las encuestas señalan a Alberto Núñez Feijóo como ganador. Sin embargo, el presidente de la Xunta no se fía de los sondeos y pide a todo el mundo que vaya a votar a unos colegios electorales que están blindados y que son seguros, sanitariamente hablando.

¿Cómo se vive una campaña electoral en medio de una pandemia?

Nos ha tocado vivir con mascarilla; desde el sector público gestionar una pandemia y, ahora, en el ámbito político nos ha tocado una campaña con mascarilla. Es una campaña más fría, menos humana. Se acabó el apretón de manos, el abrazo, los selfis y las fotos masivas, pero hay que agradecerle mucho a la gente que viene a los actos, porque son actos con aforos limitados.

¿Cree que los gallegos tienen en su ánimo ir a votar?

Creo que en los momentos de inseguridad, los ciudadanos tienen muchas más razones para ir a votar. Si te interesa la seguridad de un gobierno previsible y experimentado es el momento de ejercer tu voto. Yo pido quince minutos el domingo para decidir los próximos cuatro años en Galicia y pido a los gallegos que le regalen quince minutos a Galicia yendo a votar y tomando la decisión que consideren que es la mejor.

¿Es seguro ir a votar?

Sí. Sin ninguna duda. Ir a votar el domingo es seguro. Se acaba de comprobar que era cierto cuando advertíamos de que cuanto más se pospusieran las elecciones más posibilidades tendríamos de brotes. Tenemos uno como consecuencia de que el 21 de julio el Gobierno ha decidido abrirnos a más de veinte países sin ningún tipo de control.

¿No se pueden evitar estos nuevos brotes?

Siempre hemos dicho que los brotes son unos episodios que sí o sí se van a dar. Y mucho más como consecuencia de que hace ya quince días hemos abierto todas las fronteras y toda la circulación tanto a nivel nacional como internacional. Tenemos que convivir con esto no durante unos meses, sino al menos durante un par de años y la clave es si el servicio sanitario da respuesta a este tipo de infecciones que son inevitables. Y en este momento hemos dado respuesta.

¿Cómo ve la situación en A Mariña?

En A Mariña hemos hecho más de 2.000 test PCR, más de 1.000 a todas las residencias de la tercera edad; en todas ellas, de momento, no hay virus. Y, aunque los servicios sanitarios funcionen y aunque sepamos que ese riesgo existe, necesitamos la complicidad de los ciudadanos. En este brote, la edad media de los afectados es de 35 años, y la edad más repetida es 25 años. No es posible sin la complicidad de los ciudadanos que no existan brotes. En España había 60 brotes. Vamos a intentar gestionarlo, pero lo que está claro es que las decisiones sanitarias no se pueden tomar desde el punto de vista de los efectos políticos.

Hay quien pide que se suspendan allí las elecciones.

Lamento este tipo de comentarios. La sanidad deberíamos de excluirla del debate y más en una situación de pandemia. Me produce tristeza que haya gente que se crea que se puede presidir una comunidad autónoma con este tono y con este planteamiento. Lo que dicen los protocolos es que las personas infectadas no deben acudir a los colegios electorales, pero, por supuesto, todas las personas que están en cuarentena pueden acudir con normalidad. Estamos hablando de unas 150 personas... Nuestra prioridad es la salud pública y estemos o no en periodo electoral y perjudique o no, las decisiones sanitarias no pueden tener colores políticos.

Todas las encuestas les dan mayoría absoluta. ¿Están ganadas estas elecciones?

Uno nunca está completamente satisfecho con las encuestas. Si te dicen que vas mal te preocupa y si te dicen que vas bien también te preocupa. Todas las encuestas que dicen que el PP va a sacar mayoría absoluta a mí me preocupan porque eso puede producir un efecto desmovilizador en la gente. La mejor forma de perder unas elecciones es creerse unas encuestas positivas. Hay muchos jefes de la oposición a los que las encuestas les daban mayoría absoluta. Yo le pido a los gallegos que nos presten quince minutos el domingo. Que acudan a su colegio electoral, que tiene la misma seguridad que ir a una farmacia, y que digan qué es lo que quieren que hagamos.

¿Y por qué tendrían que votar al PPdeG?

A nosotros nos conocen. Creo que es más importante la experiencia que un experimento. En momentos en los que hay que conocer bien los sistemas sanitarios, en los que es imprescindible tener experiencia para remontar otra vez la crisis económica como hicimos con la de 2009... Ahora tenemos que remontar una profunda crisis que ya está ahí y cuyo núcleo vamos a ver a finales de este año y en el próximo. Yo espero que las encuestas no desmovilicen, sino que, al contrario, las encuestas digan claramente que hay posibilidad de que Galicia siga teniendo un Gobierno que gobierne. Esa es mi esperanza.

Estas elecciones llegan en un momento en el que hay muchos frentes abiertos con el Gobierno central...

Estoy muy sorprendido de que el Gobierno central nos esté machacando tanto. En Alcoa A Coruña nos engañó. Con Alcoa Lugo estamos a punto de perder la principal industria de la provincia y la única productora de aluminio primario de España solamente por su empecinamiento de no dar una tarifa eléctrica competitiva, cosa que han hecho todos los gobiernos anteriores. Está arrasando la comarca de Eume-Ortegal con su empecinamiento en cerrar la central térmica más grande de España y la única que ha invertido 200 millones de euros para seguir trabajando. Hay más de 40 centrales térmicas en Alemania, más de cien en la UE y en España hay 11 y las quieren cerrar todas, incluida la única que podía pervivir porque ha hecho las inversiones que el reglamento europeo le exigía.

El naval también tiene su crisis.

En Navantia no han invertido un euro del presupuesto previsto para tres años y a partir de septiembre la gente ya no va a poder ir al astillero y todas las empresas auxiliares están despidiendo. Por si esto fuera poco ahora pretenden modificar la ley de costas a través de otra ley, la de cambio climático, que van a usar para derogar las concesiones en zona marítima; y esto afecta a conserveras, piscifactorías, acuicultura, frigoríficas, depuradoras, cetáreas y a Ence. La verdad es que nos están machacando y yo me pregunto por qué. Creo que esta es otra razón para que Galicia mande un mensaje. Respétennos. Tenemos una industria, déjennos trabajar. Venir a cerrar durante el Covid las industrias que funcionan, que son rentables y que dan trabajo es un planteamiento ideológico muy escorado hacia intereses desde luego contrarios a Galicia.

¿Cree que en el Gobierno hay una mano negra contra Galicia?

A otras comunidades, donde dependen de sus socios en el Parlamento no se les habría ni ocurrido tratarlas como a nosotros. Galicia necesita una voz que hable libremente y que defienda sus intereses. Lo he hecho durante once años y si los gallegos quieren lo voy a hacer durante otros cuatro más. Pero para eso los gallegos tienen que querer.

Ellos acusan a la Xunta de no hacer nada...

En política es posible que intentes buscar el lado bueno de la foto, pero lo que es imposible es inventarse una foto. Y la política energética es una competencia exclusiva del Estado. El problema de Alcoa no es un problema industrial, es un problema energético y si la tarifa que tenía Alcoa con gobiernos del PP de Rajoy y socialistas de Zapatero se cambia Alcoa se convierte en una industria inviable. El precio del megavatio tiene que estar entre 30 y 35 euros. Los últimos años ha estado cerca de los 45 y los 47 euros. Por tanto ha habido pérdidas. La compañía pierde seis millones de euros al mes y el precio energético es una competencia exclusiva del Gobierno.

¿Y en los otros casos?

El no gastar el dinero que había en el presupuesto de Rajoy para las fragatas es una decisión clarísima del Gobierno. En el ámbito de As Pontes, nosotros convencimos a los responsables de la central de invertir 200 millones en filtros para regular las emisiones y cumplir la normativa europea con el Gobierno anterior.

.

¿Cree que su mensaje puede llegar a calar en los gallegos?

Creo que cuando a los ciudadanos los tratas como indocumentados, los ciudadanos responden electoralmente como muy documentados. Pensar que los gallegos no se enteran de nada y que no distinguen quiénes son las autoridades energéticas de nuestro país, quién gestiona Navantia o por qué se dejan sin efecto las prórrogas en zonas marítimo terrestres que el gobierno anterior había suscrito... Espero que no me hagan responsable si hay un conflicto con Estados Unidos por que no he hecho nada por solucionarlo. Esto es doblemente insultante, primero nos cercenan nuestras posibilidades y después nos echan la culpa.

Comentarios