Miércoles 19.06.2019

Un acuerdo entre trabajadores y Cespa zanja la crisis de la basura de forma definitiva

 La empresa se compromete por escrito a pagar las indemnizaciones en tiempo y forma

Representantes de STL, antes de una reunión con los responsables de Medio Ambiente | patricia g. fraga
Representantes de STL, antes de una reunión con los responsables de Medio Ambiente | patricia g. fraga

Después de una reunión que el   comité de empresa de Ferrovial-Cespa, encabezado por STL, calificó de “con mucha tensión”, ambas partes, la social y la patronal, han llegado a un acuerdo que da carpetazo a la crisis de basuras que ha venido arrastrando la ciudad durante los últimos meses. La reunión entre ambas partes, a instancias del Consello Galego de Relacións Laborais, ha permitido llegar a un acuerdo sobre las cuatro indemnizaciones cuyo impago amenazaba con iniciar una huelga: si la aseguradora no abona el dinero, en tiempo y forma, lo hará la propia empresa.


De esta manera, se llega a un acuerdo antes de la fecha límite para la convocatoria del paro indefinido, que iba a darse mañana, cuando también hay programada otra reunión entre ambas partes. El presidente el comité de empresa, Luis Varela, mostró su satisfacción porque todo haya podido finalizar de forma aceptable para ambas partes después de cinco horas de intensa negociación. “Está todo arreglado y finiquitado”, sentenció. 

Nuevos contratos 
Hay que tener en cuenta que las dos concesiones que por el momento todavía gestiona Cespa, recogida de basuras y limpieza viaria, se encuentran entre las más importantes (y costosas) de las municipales, y que la Concejalía de Medio Ambiente lleva desde que comenzó el mandato tratando de elaborar unos pliegos de condiciones que introduzcan todas las novedades necesarias en un servicio que, como la responsable María García, repite a menudo, era ya obsoleto. 


Pero el Ayuntamiento se encontró de frente con STL, el sindicato más importante del sector en la ciudad, y mayoritario en ambos servicios, preocupado por las condiciones en las que se llevaría a cabo la subrogación de los 447 trabajadores. La presión sindical logró que participarán en la redacción del pliego de condiciones de ambos contratos. 

Desde el seis de abril 
El seis de abril, STL descubrió lo que consideraban un “grave error en los pliegos de condiciones”, que afecta los sueldos de los trabajadores. El principal problema es que incluyeron los sueldos de 2018 en vez de los de 2019, lo que suponía una diferencia de 400.000 euros. Los trabajadores consiguieron impugnar el pliego ante el tribunal de la Xunta, aunque ya entonces el Ayuntamiento lo había retirado al reconocer el error


Posteriormente surgió el problema de las indemnizaciones, por valor de 200.000 euros repartidos en una docena de casos, que STL temía que Ferrovial-Cespa no pagara si no conseguía renovar la concesión. Bajo la amenaza de huelga y la presión municipal, Ferrovial ha ido negociando para llegar ayer a un arreglo definitivo con los trabajadores.

Comentarios