lunes 26/10/20

El Acuario renueva uno de los tanques de la sala Maremagnum con el puente de un pesquero

El Acuario renueva uno de los tanques de gran volumen de la sala Maremagnum. La puesta en escena tiene que ver con la instalación del puente de un barco pesquero.

El elemento simula un pecio con restos como cabos y nasas
El elemento simula un pecio con restos como cabos y nasas

El Acuario renueva uno de los tanques de gran volumen de la sala Maremagnum. La puesta en escena tiene que ver con la instalación del puente de un barco pesquero. El elemento sumergido tiene la puerta del baño abierta y simula un pecio. A su vez, viene acompañado de un nuevo sistema de iluminación para dotar de mayor dramatismo al módulo.
Entre los restos que se pueden ver flotando entre los peces se encuentran cabos y nasas. A su alrededor nadan varias especies como peones, sardinas, lorchos, pintos o lubinas. También se pueden ver entre las rocas crustáceos como centollas o langostas así como distintos invertebrados como anémonas, holoturias o pepinos del mar.
La renovación está enmarcada en una línea museográfica del Acuario relacionada con la actividad pesquera y el uso sostenible de los recursos marinos. En este apartado se incluye la actual exposición temporal “Do pincho e do bou”, que está dedicada en la sala Isabel Costelo a la historia de la pesca fresca en el puerto coruñés.
En ella, los visitantes podrán ver hasta el 20 de febrero cómo un par de generaciones de coruñeses convirtieron entre 1883 y 1930 el “Muro” en un muelle referente en cuanto a pescado fresco. En ese corto período conquistaron océanos y mercados. La muestra pretende rescatar su memoria con un escaparate sobre la iconografía conservada, que incluye una importante colección de fotografías inéditas que reflejan la actividad pesquera de aquel momento y que se complementan con documentos procedentes de diferentes archivos nacionales y una completa colección de maquetas de embarcaciones de pesca que un día dominaron la bahía. En cuanto a tocar conciencias, el museo lidera el proyecto Mr. Goodfish, que tiene como objetivo promover el consumo sostenible de peces.

carnaval científico
Por otra parte, el Muncyt celebra hoy el carnaval repartiendo a sus visitantes una innovadora careta para que le pongan cara a la ciencia española. Además, prepara una nueva sesión a las 17.30 horas de sus “Sábado Eureka”, dirigidos a niños con edades comprendidas entre los cuatro y los doce años.
El tema de hoy girará alrededor del fenaquistiscopio. Desde el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología animan a los pequeños a apuntarse con el incentivo de que se llevarán uno de estos ingenios a casa. El centro continúa también con el reto “Muncyt al cubo” para descifrar el primer QR hecho con cubos de Rubik.

Comentarios