Sábado 25.05.2019

Los accidentes crecen en la ciudad hasta situarse en casi tres al día

En 2018 fue la primera vez en cuatro años que el dato de siniestralidad no bajó, aunque el de víctimas no aumentó

Un siniestro en la Tercera Ronda, de los que se registraron varios en 2018 | javier alborés
Un siniestro en la Tercera Ronda, de los que se registraron varios en 2018 | javier alborés

La seguridad vial siempre se vuelve más relevante en las épocas de grandes desplazamientos, como la Semana Santa, cuando salen a relucir las cifras de accidentes y muertos en la carretera, pero los siniestros también se producen muy a menudo en las calles. De hecho, según las últimas estadísticas municipales, durante el año pasado se registró un incremento bastante pronunciado de los accidentes de tráfico en A Coruña, aproximándose al millar de atestados. Es decir, casi tres al día. 

En el lado positivo, conviene señalar que los que han crecido han sido los accidentes en los que no se han registrado víctimas, cerca de 600, mientras que los más cruentos, en los que sí se han registrado heridos, han permanecido prácticamente estancados e incluso han descendido de forma muy leve. 

Por otro lado, hay que señalar que el número de accidentes ha permanecido muy estable en los últimos años, en torno a los 900, de manera que este incremento viene en cierta manera a romper la tónica general, lo que lo hace más llamativa. Con estos datos, no es extraño que las empresas aseguradoras suspendan a los conductores coruñeses, por lo menos a los jóvenes. Así se desprende de un estudio realizado por la asociación empresarial del seguro, Unespa, que hace un análisis a nivel provincial.

Un suspenso
En este informe se detalla que son los conductores jóvenes (entre 18 y 35 años) los que conducen peor. Unespa relaciona el número de percances ocurridos en una provincia con la cantidad de conductores asegurados y puntúa a estos en función de sus accidentes graves. Comparando todas las provincias de España, determina que los coruñeses se encuentran en la zona de suspenso, con 3,29 puntos en el caso de las mujeres y 3,36 en el de los hombres. Pontevedra lo lleva aún peor, con un 2,06 en mujeres y un 2,11 en el caso de los hombres lo que les sitúa en uno de los últimos puestos de la tabla a nivel nacional, mientras que Ourense sigue suspenso pero alto, con 3,59 en mujeres y un 4 redondo en hombres. Ni siquiera Lugo consigue el aprobado, aunque va por el buen camino, y se queda en el 4,05 en mujeres y 3,94 en hombres. 

En el caso de los accidentes leves, que solo afectan al coche, la nota de A Coruña (para ambos sexos) es de 4,14, mientras que la de Pontevedra es 3,85. Ourense casi aprueba, con 4,59 y Lugo le sigue muy de cerca, con un 4,57, aunque hay que admitir que solo dos provincias aprueban, Ciudad Real y Soria. Para las aseguradoras, nunca se es lo suficientemente prudente al volante.

Comentarios