jueves 22/10/20

Acaba la semana de prueba del nuevo sistema de acceso a la Torre de Hércules

La Torre de Hércules concluyó el período de pruebas de un nuevo sistema de acceso a través de turnos que se desarrolló durante una semana y con el objetivo de intentar acabar con las largas colas de espera habituales durante los meses de verano.

La Torre de Hércules es uno de los puntos más visitados | pedro puig
La Torre de Hércules es uno de los puntos más visitados | pedro puig

La Torre de Hércules concluyó el período de pruebas de un nuevo sistema de acceso a través de turnos que se desarrolló durante una semana y con el objetivo de intentar acabar con las largas colas de espera habituales durante los meses de verano.
El miércoles día 9 comenzaron las probaturas, que consistieron en un sistema a través del cual se dio a cada visitante una tarjeta que indica la franja horaria en la que deberá ingresar en el faro.
Hasta ahora, las personas interesadas en acceder al monumento de origen romano tenían que hacer colas que en ocasiones superaban los sesenta minutos. La intención de este nuevo sistema es que los visitantes puedan moverse por el entorno, visitar el centro de interpretación o disfrutar de las vistas y del parque escultórico que hay cerca.
Una vez que llegaba su hora, el visitante se debía acercar a la entrada de la Torre de Hércules y como máximo tenía que realizar una espera de entre diez y quince minutos.
Una semana después, esta nueva modalidad de turnos llega a su fin sin que se anuncie oficialmente si se implantará definitivamente o no, aunque en la web oficial del faro se explica que esperan “ponerla en funcionamiento de cara a la próxima temporada” de período estival. De momento se volverá al sistema que había establecido hasta antes de las pruebas.
Durante los meses de julio y agosto la Torre de Hércules registra una media de 800 visitantes diarios, lo que provoca que en algunas horas del día se produzcan importantes colas.
Esto se debe principalmente a que la capacidad del monumento está establecida en treinta personas debido al poco espacio que tiene en su interior y con el objetivo de evitar aglomeraciones en sus escaleras o en la azotea. Por esta razón, el servicio de atención al público recomienda visitar el faro pronto por la mañana o hacia la hora de comer. La torre abre de 10.00 a 21.00 horas.

Comentarios