sábado 23/1/21

Acaba el plazo de alegaciones para el dinero del superávit sin saber su destino

Los fondos irán a reducir deuda si no se cumple el pago de facturas de noviembre, cuyo dato no publicó el Ayuntamiento

El Gobierno local aprobó en solitario destinar los 15 millones de euros a reducir deuda | quintana
El Gobierno local aprobó en solitario destinar los 15 millones de euros a reducir deuda | quintana

Ayer finalizó el plazo para presentar alegaciones al modificado de crédito que el Gobierno local aprobó en solitario para destinar 15 millones de euros del superávit del presupuesto del año pasado a reducir deuda en lugar de inversiones, situación motivada por el continuo incumplimiento en el pago a proveedores. La última opción para revertir el destino de este dinero es cumplir con el período medio de pago a proveedores de noviembre, pero desde María Pita no se hizo pública la cifra ni anunció si habrá algún cambio sobre estos fondos.

El pasado 26 de noviembre se aprobó en el pleno que los 15 millones de euros se dedicasen a reducir deuda municipal ante la imposibilidad de que vayan para inversiones financieramente sostenibles. Esto se hizo solo con el voto favorable de la Marea sobre un documento que contaba con un informe negativo de la intervención municipal.

El Partido Popular y el Partido Socialista se abstuvieron en esta sesión (el BNG no participó) mientras que el Gobierno municipal presentó un voto particular con el que, a expensas de estar por debajo de 30 días en el pago a proveedores en noviembre, se pudiese salvar in extremis los 15 millones de euros para destinarlos a más de ochenta actuaciones en distintos ámbitos como centros escolares, centros cívicos, equipamientos públicos o iluminación.

Silencio
Desde entonces el Gobierno local no ha hecho ninguna declaración acerca del asunto y tampoco se hizo público el dato de noviembre del tiempo que la Administración necesitó para hacer frente a sus facturas.

El PP y el PSOE criticaron con dureza que expirase el plazo sin que se ofreciese ningún tipo de explicación



Esta situación no significa que no se pueda cumplir con este parámetro que establece el Ministerio de Hacienda para destinar el superávit del presupuesto del año anterior a inversiones sostenibles. 
Lo que sí debe hacer el Ayuntamiento para poder modificar la situación es certificar a través del servicio de Tesorería municipal que se cumplió con el pago a proveedores y así comunicarlo al ministerio con el correspondiente informe.


La falta de información y de transparencia del Gobierno local durante este tiempo fue duramente criticada ayer por formaciones de la oposición como el Partido Popular o el Partido Socialista.
Los populares exigieron al equipo de gobierno que hiciera público el dato del período medio de pago a proveedores de noviembre para conocer el destino de los 15 millones de euros, una petición que no tuvo respuesta.


La formación también recordó que el alcalde, Xulio Ferreiro, había anunciado el pasado mes de marzo que este dinero iría para inversiones.


Ante esta situación de “desconocimiento”, el Partido Popular presentó una alegación para reducir el importe que se destinará a los bancos en 1.020.000 euros y de esta manera aumentar hasta 1,5 millones de euros la partida existente en la actualidad de 480.000 euros para reformar la antigua cafetería Remanso y “licitar la obra según el proyecto adjudicado” por el Partido Popular “para un centro cívico que estaba consensuado con los vecinos y cuyo contrato anuló la Marea sin motivo”.

Desde el Partido Socialista también se hizo un llamamiento al Gobierno municipal para hacer público el dato del pago a proveedores del mes pasado y concretar el destino de los 15 millones de euros del superávit.

“Es inaudito que a una semana del cierre del ejercicio sigamos sin conocer este dato, no existe justificación alguna a este retraso”, explicó la portavoz socialista Yoya Neira, quien exigió que se presentase el dato “con rapidez”. Los socialistas recuerdan que el factor tiempo es importante en este asunto y por eso solicitaron celeridad al Ayuntamiento.


Las actuaciones a las que se destinaría el dinero del superávit del presupuesto del año pasado había sido motivo de conversaciones entre los socialistas y el Gobierno local en los últimos meses para tener un acuerdo prácticamente cerrado en el momento en el que se cumpliese con el pago a proveedores.


Estas intervenciones contaban con el consenso de los socialistas debido a su naturaleza y a que la posibilidad de destinar el superávit a inversiones fue un logro de Abel Caballero, alcalde socialista de Vigo y presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias. 

Siete meses
Los incumplimientos del Gobierno municipal en el pago a proveedores es el único motivo que impidió hasta ahora a la Marea destinar el superávit a inversiones ya que el resto de parámetros establecidos por el Ministerio de Hacienda se cumplen.


El Ayuntamiento cumplió con este indicador en los tres primeros meses del año, pero desde abril y hasta octubre (último dato hecho público), el Ayuntamiento encadena siete meses consecutivos por encima del límite, establecido en 30 días. De hecho, tras reducir este dato en septiembre, en octubre se volvió a producir un aumento.

Comentarios