martes 20/10/20

El 70 por ciento de los robos en locales se comete en un lapso de seis horas

Para la mayor parte de los mortales la noche es el momento adecuado para descansar y echarse a dormir. Pero para los pequeños empresarios es difícil conciliar el sueño ahora

Un bar robado, en el que los ladrones penetraron rompiendo la luna del escaparate	quintana
Un bar robado, en el que los ladrones penetraron rompiendo la luna del escaparate quintana

Para la mayor parte de los mortales la noche es el momento adecuado para descansar y echarse a dormir. Pero para los pequeños empresarios es difícil conciliar el sueño ahora que A Coruña vive sumida en un oleada de robos en los que los delincuentes se dedican a saquear los pequeños negocios. Según los mandos policiales, el 80% de los robos se producen de noche: “En una franja de seis horas se condensa el 70% de los robos”.
No se trata de hurtos al descuido, ni de atracos: los ladrones esperan a que el propietario eche el cierre para actuar, cuando la mayor parte de la ciudad está dormida y las calles desiertas. Entonces emplean una palanca para forzar la puerta y saquear la caja registradora además de las máquinas de tabaco o tragaperras, en el caso de los bares. Los mandos policiales reconocen que cada vez refinan más sus tácticas.
“Hay distintos modus operandi: algunos aprovechan el ruido de un camión de la basura al pasar para romper el cristal”, apuntan las mismas fuentes. Otros, para asegurarse de que no les sorprendan con el botín una vez cometido el robo, lo arrojan a un contenedor próximo y se dan a la fuga, para volver más tarde a por él, cuando la situación se ha calmado. “En cambio, de día es difícil andar por ahí rompiendo los cristales de los escaparates”, señalan los responsables del 091.
Contra esta clase de delincuencia, las patrullas formadas por coches rotulados se han demostrado inservibles, a pesar de la demanda vecinal de aumentar su número. “El patrullaje uniformado proporciona seguridad objetiva pero no mejora la prevención de los robos”, insisten desde la Policía Nacional.
Para remediarlo es para lo que en septiembre se puso en marcha un dispositivo de prevención de robos, integrado por agentes de paisano, que se desplazan en coches sin rotular, con el objetivo de sorprender a los delincuentes.

llamada ciudadana
Y de hecho, esta táctica se ha visto coronada por el éxito, porque se han detenido a muchos sospechosos cuando estaban cometiendo el delito, con las facilidades que implica a la hora de las imputaciones. De las 56 detenciones que se han producido por causa de robos en establecimientos, por lo menos 27 se han realizado in fraganti. Pero los propios mandos reconocen que esta marca que tachan de “récord”, no habría sido posible sin las llamadas de los ciudadanos.
Por eso animan a los ciudadanos a telefonear sin dudarlo un minuto, porque es su colaboración lo que ha permitido tantas detenciones, aunque, como reconocen, los sospechosos suelen ser puestos en libertad.

Comentarios