domingo 21.07.2019

El 092 interviene en un afterhours por segunda vez en una semana

Los agentes municipales se incautaron de drogas, y una navaja en el local de la calle Socorro 

La calle Socorro, donde se encuentra el local, es el epicentro del ocio nocturno de la ciudad | quintana
La calle Socorro, donde se encuentra el local, es el epicentro del ocio nocturno de la ciudad | quintana

La Policía Local realizó el jueves un control en uno de los afterhours de la zona del Orzán, el segundo en una semana después de realizar una redada en un establecimiento cercano a Panaderas. La intervención policial se saldó con cuatro denuncias por drogas a clientes y otra por tenencia de arma blanca, una al portero del edificio, por no tener habilitación y dos al dueño del local, por la falta de licencia del portero y  por infringir los términos de su licencia, que es de cafetería.

Hay que señalar que no existe licencia de afterhour como tal. Los locales que quieren ejercer como tales lo hacen bajo una licencia de cafetería, que permite abrir de madrugada, pero prohíbe la música y esa es la infracción que suelen cometer los dueños. El control se realizó a las ocho y media de la mañana. El local funcionaba desde hacía poco como afterhours y había cambiado de titular y de nombre además de actividad. Sin embargo, fuentes cercanas apuntan que anteriormente había pertenecido a una conocida empresaria de la noche coruñesa, que posee varios locales del estilo. 

Por otro lado, es habitual entre los dueños de locales que acumulan infracciones traspasar la titularidad de estos, puesto que el proceso vuelve a empezar cada vez que hay un nuevo dueño, y así evitan un cierre inminente por infracciones reiteradas.

Reyertas
Los vecinos de la zona llevan mucho tiempo quejándose de los problemas que generan esta clase de establecimientos de ocio nocturno, que se convierten en el escenario de frecuentes peleas que acaban en la calle, protagonizadas por clientes que muchas veces han consumido drogas y alcohol. El lunes de la semana pasada, en uno de estos locales un desencuentro entre dos jóvenes con una mujer de por medio acabó con uno de ellos, de 25 años, tratando de apuñalar a otro y abandonó el lugar en autobús. Fue detenido poco después por la Policía Local, en una parada de la avenida de Peruleiro. 

Mientras que para los agentes municipales se trata de una intervención habitual, para el Ayuntamiento forma ya parte de una campaña puesta en marcha recientemente por el ejecutivo local en respuesta a estas quejas vecinales. De hecho, la asociación de vecinos de Ensenada del Orzán considera estos afterhours como el principal problema de inseguridad, pero hay que hacer notar que estas actuaciones policiales no acaban con el cierre de ninguna de ellos, algo que solo se puede conseguir mediante la acumulación de denuncias por infringir las ordenanzas.

Comentarios