sábado 06.06.2020

El 092 incrementa los controles de alcoholemia durante estas fiestas

La Tercera Ronda es uno de los puntos donde estuvieron realizando test a los conductores desprevenidos
El control se apostó entre la Tercera Ronda, pocos metros antes de la primera rotonda de salida
El control se apostó entre la Tercera Ronda, pocos metros antes de la primera rotonda de salida

La Navidad es una época de celebración, lo cual,  en muchos casos, es sinónimo de beber alcohol. Por eso estos días la Policía Local ha decidido intensificar los controles de alcoholemia en los accesos de la ciudad, incluso en pleno día. Alrededor de la una de la tarde, montaron uno en dirección salida en la Tercera Ronda, que se saldó con una alcoholemia penal en grado administrativo y un positivo en drogas, según fuentes municipales, que advierten que no será el último control que realicen estas navidades.

Esta clase de controles son a mayores de los que la Dirección General de Tráfico (DGT) desarrolló recientemente en las carreteras gallegas. Aunque la Policía Local colabora rutinariamente con al DGT, las carreteras quedan bajo la jurisdicción de la Guardia Civil, pero suelen hacerse en especial las áreas de ocio nocturno y no en pleno día.

“Nunca se sabe”, comentaba un Policía Local. Por el momento, los positivos son pocos, aunque hay que tener en cuenta que el 26 no es como la Nochebuena o la Nochevieja, donde las alcoholemias se disparan. Y no solo las alcoholemias: a la espera de las cifras de este año, el número de conductores circulando drogados se incrementó más de un 20% en 2018 según cifras de la Policía Local. Es decir, que durante el año pasado se sorprendió a más de cien personas conduciendo bajo los efectos de algún tipo de estupefaciente.

Preventivos

En cuanto al alcohol, los positivos en los controles preventivos en diciembre en los últimos años no han superado el número de 40. De hecho, durante diciembre de 2018 fueron solo 17, una cifra baja que no se puede achacar a una reducción en el consumo del alcohol, sino más bien a que se realizaron menos controles por falta de personal. En general, las alcoholemias se desplomaron durante todo 2018, precisamente por la falta de presencia policial, que ahora se está paliando con horas extras.

Lo que sí se ha incrementado es el número de alcoholemias penales registradas (cuando la tasa supera los 0,5 miligramos por litro de alcohol respirado), que antes llegaban a ser una tercera parte del total, y ahora se acercan más a la mitad del total descubierto por la Policía Local. Por eso en estas fiestas, las autoridades recuerdan más que nunca la prohibición de beber al volante.

Comentarios