jueves 3/12/20

El 092 desplegará hasta tres radares para vigilar los barrios de la zona 30

En poco más de un mes, la primera ronda peatonal de la ciudad será una realidad. Los peatones de los barrios de O Ventorrillo, Agra do Orzán, Sagrada Familia y Os Mallos podrán caminar .

Freire presentó la nueva medida en Os Mallos la semana pasada, acompañada de los representantes vecinales
Freire presentó la nueva medida en Os Mallos la semana pasada, acompañada de los representantes vecinales

En poco más de un mes, la primera ronda peatonal de la ciudad será una realidad. Los peatones de los barrios de O Ventorrillo, Agra do Orzán, Sagrada Familia y Os Mallos podrán caminar por una zona de “tráfico calmado” en la que solo estará permitido circular a un máximo de 30 kilómetros por hora. La Concejalía de Movilidad, cuya responsable es Begoña Freire, pretende favorecer el tránsito de los peatones y ciclistas y expulsar a los coches a las grandes vías como la ronda de Nelle o la de Outeiro. Y para asegurarse de que es así, la Policía Local apostará radares en estos barrios.
Porque en el Ayuntamiento están bastante seguros de que a los conductores les va a costar acostumbrarse a circular a 30 kilómetros por hora por unas calles que, como Freire reconoció, los más avispados empleaban hasta ahora como atajos para evitar el tráfico de las grandes arterias que recorren la ciudad, y los semáforos que las regulan. Así que, para la ocasión, piensan sacar de la caja incluso un cinamómetro que apenas habían utilizado hasta ahora, y que permite a un solo agente detectar una infracción incluso cuando el coche sospechosos no ha llegado hasta su altura.
Con un límite de 30 kilómetros por hora, está establecido que el radar salte a los 38 kilómetros por hora, lo que permitirá multar con 100 euros a cualquiera que circule con exceso de velocidad hasta los 50 kilómetros por hora. A partir de ahí, la sanción se triplica y viene acompañada de la pérdida de dos puntos de carné. Como se trata de velocidades muy bajas, que son fáciles de alcanzar con solo apretar el acelerador si se pasa de segunda, es de esperar que las sanciones se multipliquen.

estacionamientos
De esta manera, las vías más pequeñas, de un solo sentido, se acabarían usando únicamente para el estacionamiento, aunque este también se verá afectado. “Habrá que examinar cruce por cruce, porque pensamos instalar en sus cercanías aparcamientos de motocicletas”, anunció. Al parecer, al Ayuntamiento le preocupa que la falta de visibilidad en los pasos de cebra causada por los vehículos estacionados puedan favorecer los atropellos, incluso a 30 kilómetros por hora.
También tendrán que ser revisadas las zonas de carga y descarga, aunque Freire matizó que no se reducirán, sino simplemente se examinará la actividad en la zona para determinar cuál es  su horario de mayor uso para aumentar su eficiencia.
 Con el calmado del tráfico, el gobierno local podrá instalar también un carril bici de cinco kilómetros para fomentar el uso de este medio de transporte sostenible desde Agra do Orzán hasta Cuatro Caminos, a lo que hay que añadir otras acutaciones que ya fueron puestas en prácticas como los caminos seguros para escolares. “Todo un conjunto de acciones que nos ayudan a recuperar espacio para el peatón y la bicicleta”, proclamó Freire.

Comentarios