domingo 24/1/21

“Soy algo así como la acupuntura: Pincho justo en el punto exacto pero no sangro”

Moncho Borrajo vuelve al Colón con “Golfus Hispánicus”, donde repasa el mundo en cinco sesiones
Apartado de los escenarios, Moncho Borrajo recibió en Baños de Molgas miles de cartas. Todas le decían lo mismo. Eran sus seguidores que le pedían que volviese por su condición de “mosca cojonera”.
el ourensano estará del 16 al 20 en su papel de “políticamente incorrecto” susy suárez
el ourensano estará del 16 al 20 en su papel de “políticamente incorrecto” susy suárez

Apartado de los escenarios, Moncho Borrajo recibió en Baños de Molgas miles de cartas. Todas le decían lo mismo. Eran sus seguidores que le pedían que volviese por su condición de “mosca cojonera”. Y la de “maestro”, en boca de gente como Piedrahita que le asegura: “Yo no soy capaz de decir eso en el escenario”. Pero él sí. Lo lleva haciendo toda la vida. Por eso, es un personaje silenciado por las grandes fuerzas políticas quizás porque nadie fue capaz de hacerlo callar y molesta.

“Los políticos se plantean su trabajo como si estuvieran jugando al monopoly”

Moncho Borrajo acampará en el teatro Colón del 16 al 20 para hacer escuchar al público lo que necesita en su personaje de procónsul de la Gallaecia. “Golfus Hispánicus” es una parodia de cómo está el mundo de la mano de un romano que ve cómo todo sigue igual que cuando se vestía túnica, solo que en vez de “pan y circo hay fútbol y cerveza y aunque en aquella época no se ejercía el voto, ahora es como si no se votara”. La pizza se la reparten el PP y el PSOE, explica, y a ninguno le interesa modificar la Ley Electoral.

Es por eso que la butaca esperará las frases de Moncho como agua de mayo. Porque son igual que el que practica acupuntura: “Pincho justo en el punto exacto pero no sangro”. Y ocurre que el abuelo de la panda, como se autodefine, es al final el “más valiente de todos”. Fallecidos ya Tony Leblanc, Gila o Tip y Col, Borrajo irrumpe en la escena para hacer lo que hacen todos los de su raza que no es otra cosa que estar contra el poder.

A los que lo ostentan, el ourensano les recuerda que hay mucha gente peleándose en los contenedores. Les recomienda que bajen los cristales tintados de sus coches porque así no son capaces de ver la realidad: “Esto es muy serio, es un país y los políticos se plantean su trabajo como si estuvieran jugando al Monopoly”. De sus hazañas más curiosas, hablará el procónsul en cinco funciones donde Borrajo fortalecerá sus gemelos porque solo así el show coge ritmo y una vez que empieza, no puede parar.

Comentarios