viernes 18.10.2019

Las ventanas de madera, uno de los mejores aislantes térmicos para el hogar

Las ventanas de madera, uno de los mejores aislantes térmicos para el hogar

Las ventanas de madera siguen estando entre los elementos del hogar más populares. No solo por su función estética, sino también por su carácter de aislante térmico y acústico por naturaleza. Una ventana de madera es sin duda uno de los mejores aislantes para el frío en las reformas o construcciones de edificios o viviendas rurales. 

Las ventanas de madera, siempre y cuando incorporen también un vidrio aislante adecuado, pueden lograr que la factura de energía eléctrica del hogar se reduzca hasta en un 70%. Es tal su carácter de aislante térmico, que no tendremos que hacer uso de la calefacción de la casa con demasiada frecuencia. 

Hay quienes piensan que la inversión en la instalación de ventanas de madera en una reforma o en la construcción de una vivienda rural es cara. Sin embargo, tanto a corto como a largo plazo se convierte en una inversión totalmente rentable, ya que desde el primer mes estas ventanas nos van a permitir disfrutar de un considerable ahorro en el pago de los suministros energéticos. 

Ventanas de madera de calidad como aislante térmico

Cuando instalamos una ventana de madera en casa se gana en calidez, confort y bienestar. Una vivienda rural es un buen ejemplo en donde se personifican todos estos conceptos. Sin embargo, la madera es un material muy empleado en el mundo de la construcción, por lo que ya no resulta extraño optar por ventanas de madera para llevar a cabo una reforma en el hogar. 

Desde el punto de vista térmico, una ventana de este tipo nos ofrece las máximas garantías en lo que respecta a la resistencia del viento y la estanqueidad. Al encender la calefacción de casa, el calor permanece por más tiempo en la estancia sin que este se pierda, por lo que no será necesario un gasto de energía tan elevado. 

No obstante, como decíamos anteriormente, para disfrutar del mejor aislamiento térmico necesitamos que el grosor del vidrio de la ventana sea el más adecuado. En este sentido, habrá que atender a las propias necesidades de la vivienda para ver cuál es el vidrio que se precisa en cada caso, aunque por lo general será un vidrio 4/18/4 Bajo Emisivo

Un asesoramiento de este tipo lo podemos obtener en una fábrica de ventanas de madera. Allí vamos a poder disfrutar de un amplio catálogo de ventanas para escoger la más adecuada para nuestras necesidades. Porque es evidente que todo dependerá de la ubicación en la que se sitúe la casa para adquirir un tipo de ventana de madera u otro. 

Es muy importante saber elegir la madera más adecuada para nuestro hogar, ya que dependiendo del tipo conseguiremos un mayor o menor aislamiento térmico. Pero de nada servirá elegir un marco eficiente si no lo acompañamos de un buen cristal. Este último puede ser de doble vidrio para aislar tanto del frío en invierno como del calor en verano. 

El puente térmico y el nivel de transmitancia térmica

Las ventanas de madera son en la actualidad las más eficaces para evitar el puente térmico, un concepto que alude a los puntos que conectan un lado frío con uno cálido. El motivo de esto es porque las ventanas de madera que se fabrican hoy incorporan elementos como el doble acristalamiento, las juntas de goma y las cámaras de aire interior en los marcos para evitar que el cristal no esté frío y no se produzca condensación.

La madera es un material tan aislante que precisamente no requiere del uso de rotura de puente térmico. Es por eso que presentan un valor de transmitancia térmica menor con respecto a ventanas de otros materiales. Este valor es el coeficiente que determina la eficiencia real de las ventanas de madera (la transmitancia térmica indica la transferencia de calor que se produce a través de la ventana).   

Cuanto más bajo sea el coeficiente, más nivel de aislamiento presentará la ventana. Lo más aconsejable es que dicho coeficiente se sitúe por debajo de 1,5W/m2. De esta manera, se podrá disfrutar del máximo de ahorro energético en el hogar. 

En definitiva, la elección de una ventana de madera adecuada para el hogar no solo va a evitar la pérdida de calor en casa, sino que también revalorizará la vivienda y le dará un mayor atractivo estético. Qué duda cada que una ventana de madera es una magnífica solución para cualquier ámbito. 

Una ventana de este tipo sigue estando muy de moda entre las empresas de reformas y construcción. Un elemento ideal para aislar del frío y del ruido y que se adapta muy bien a las necesidades de cada uno. El mercado actual nos ofrece una amplia variedad para que podamos elegir fácilmente la más adecuada. 

Comentarios