• Miércoles, 19 de Septiembre de 2018

¡Súmate a la moda del cultivo de interior en casa!

Si no tienes espacio en el exterior de tu casa pero quieres saber que es lo que comes, quizás te interese plantar en un interior

¡Súmate a la moda del cultivo de interior en casa!
elidealgallego
elidealgallego

De un tiempo a esta parte, existe un interés por llevar un estilo de vida saludable que sin duda, va en aumento. Es por ello que mucha gente se ha interesado también por el cultivo de plantas y hortalizas, que no requiere disponer de un gran espacio. De hecho, hoy día son muchas las personas que tienen en casa un huerto urbano.

Hace algún tiempo, lo habitual era tener plantas en balcones y terrazas, con fines principalmente estéticos. Pero cada vez es más fácil ver estos pequeños huertos en las viviendas, para cultivar productos saludables y libres de compuestos químicos.

Es por ello que también es muy frecuente encontrar en los hogares algunos accesorios relacionados con esta labor, como las bombillas para cultivos de interior o los armarios para cultivo. Estos últimos fueron diseñados sobre todo para el cultivo interior de cannabis, pero la tendencia por la vida sana ha hecho que estos se utilicen para toda clase de vegetales. A continuación, los pasos necesarios para cultivar plantas y verduras en casa.

El abono y la tierra

Los dos primeros elementos que se deben tener en cuenta para preparar un pequeño huerto en casa son la tierra y el abono. La tierra más recomendada es la que no ha sido objeto de ningún tratamiento químico. De este modo, todo aquello que se plante será producto 100% natural.

Con respecto al abono, lo mejor es crear un propio, reciclando materia orgánica, por ejemplo pieles de frutas y verduras, restos, etc., y dejando que oxide. Este juega un papel fundamental para el crecimiento sano de las plantas y vegetales.

Las semillas

Teniendo ya listos la tierra y el abono, el siguiente elemento primordial son las semillas. Antes de adquirirlas, hay que reunir la información posible sobre lo que se desee plantar. Es de vital importancia saber cuánto crece, la mejor época del año para sembrar y cultivar, el espacio que va a ocupar, si estas plantas pueden colocarse junto a otras, etc. Muchas veces se compran las semillas primero, y después se comprueba que no se cuenta con suficiente espacio para proceder al cultivo.

Es de vital importancia también que las semillas tengan una certificación ecológica, para poder disfrutar de unas verduras 100% orgánicas. Esto se debe comprobar con un especialista, una vez se hayan comprado las semillas.

Espacio disponible

Hay que tener especialmente en consideración cuál es el espacio del que se cuenta en el huerto, antes de empezar el cultivo de cualquier planta o verdura. Si se quiere conseguir los mejores resultados, es fundamental la adecuada disposición de este espacio.

Normalmente se recomienda tener pocas macetas, para que así se mantengan alejadas unas de otras. Del mismo modo, quienes sean nuevos en el cultivo en casa deberían comenzar con plantas aromáticas o plantas pequeñas, ya que esto permite ganar experiencia sobre la organización y el aprovechamiento máximo del espacio con el que se cuenta. Aunque es cierto que algunas veces, más importante incluso que el espacio, es tener ganas, así como los beneficios que se consiguen con el cultivo.

¿Cuáles son los vegetales más fáciles de cultivar en casa? ¡Aquí los tienes!

Aquellas personas que quieran empezar a cultivar vegetales en su hogar, deben tener en cuenta que algunos de ellos son especialmente propicios para ello.

Tomates

Estos son los reyes por excelencia de los huertos caseros, ya que se encuentran presentes en muchísimos de ellos. Los tomates están especialmente indicados para el cultivo, y no dan prácticamente ningún problema. A lo que hay que añadir que son muy saludables, por sus altos niveles de nutrientes. Y por supuesto, el sabor de un tomate que se cultiva en casa, no tiene nada que ver con los que se compran en el supermercado.

Zanahorias

Sin duda alguna, esta es otra de las hortalizas más fáciles de cultivar en casa, siendo fundamental en este caso que la tierra se mantenga húmeda, si bien se pueden ir espaciando los riesgos conforme crece la zanahoria. Además, se trata de un producto que se puede sembrar durante todo el año, y que crece sin apenas dificultades.

Guisantes

En este caso, el otoño es la estación del año ideal para su cultivo, ya que los guisantes necesitan un clima fresco, en el que no haya mucho calor. Los guisantes se adaptan bien en suelos de todo tipo, mejorando su estructura, dado que fijan nitrógeno a la tierra. Esto permite continuar ampliando el huerto en casa.

Espinacas

Estas se pueden cultivar en huertos pequeños, separadas siempre por aproximadamente 30 centímetros de distancia entre ellas, o bien esparciendo en maceteros las semillas. Su cultivo debe hacerse en un suelo rico y húmedo, si bien puede crecer en cualquier tipo de suelo también,, siempre que sea rico en materia orgánica.

Pimientos

La primavera es la mejor época del año para plantar pimientos, ya que esta es una hortaliza sensible al frío. De forma que para su cultivo, es primordial contar con un terreno soleado. También hay que tener en cuenta que las semillas se deben plantar con una distancia de entre 40 y 50 centímetros entre plantas, manteniendo constante el riego.

 

Fuentes consultadas:

https://plus.google.com/u/0/+eurogrowGrow