jueves 02.04.2020

Los pensionistas gallegos cobrarán 180 euros más a lo largo del 2019

pensionista
pensionista

En septiembre del año 2018 los pensionistas demostraron el descontento generalizado llegando a las puertas del Congreso con una manifestación multitudinaria de la que no solo se hicieron eco los medios españoles, sino también los de prácticamente todo el mundo.

La práctica totalidad de los asistentes afirmaban que las pensiones que cobran actualmente eran “indignas”. Lo cierto es que desde portales de gran renombre como economipedia lleva tiempo mencionándose la necesidad de introducir cambios en un sistema que parece no sostenerse conforme pasa el tiempo. Cada vez irá costando más mantener el sistema de pensiones debido a que tenemos una población muy envejecida y una pirámide poblacional invertida. Para solucionar esto, argumentan que es necesario o bien fomentar mucho más la natalidad o bien cambiar el sistema actual.

Finalmente las medidas que serán puestas en práctica para llevar a cabo la esperada reforma no resultarán de gran envergadura, aunque en Galicia algunos pensionistas se dan por medianamente satisfechos. Y es que la subida que se llevará a cabo supondrá un total de 180 euros adicionales en sus respectivas cuentas.

Incremento del 1,6%

Con un coste de más de 2.500 millones de euros el aumento de las pensiones se situará a nivel nacional en el 1,6 por ciento, ascendiendo a casi el doble –concretamente el 3 por ciento– en aquellas no contributivas, las mínimas y las pertenecientes al SOVI.

Algunos pensionistas de Galicia no se han mostrado conformes con el primero de los porcentajes sacados a colación, afirmando que prácticamente es idéntico al de la inflación que se producirá. En este sentido el FMI ya se ha pronunciado en muchas ocasiones, indicando que vincular las pensiones exclusivamente a los cambios del IPC da pie a que todo el sistema peligre alarmantemente.

Pero desde el Gobierno se apunta a una subida del IPC del 1 por ciento. Ello se traduciría en que los pensionistas gallegos, por primera vez en bastante tiempo, gozarían de un poder adquisitivo superior. Así pues, no es de extrañar que tantos otros pensionistas sí estén satisfechos con las medidas adoptadas.

Aun así, ¿qué opinan los expertos en economía? Ciertos especialistas en la materia no son tan optimistas en términos de la inflación, previendo que el IPC subirá prácticamente al mismo nivel de las pensiones –es decir, en torno al 1,5 o 1,6 por ciento–.

Sin embargo, el nerviosismo generalizado parece haber menguado a raíz de la publicación de esta noticia, sobre todo por el hecho de saber que en caso de que la inflación acabe superando las previsiones del Gobierno, el mismo se encargaría nuevamente de aplicar una subida que satisfaciera no solo a los 670.000 pensionistas de la región gallega, sino también a los que residen en el resto del país.

A nivel mensual, ¿en qué se traducen estas cifras? Básicamente en una subida de 13 euros a multiplicar por un total de doce pagas más las dos extras –recibiéndose la primera de ellas antes del mes de abril–.

¿Realmente se producirá un aumento del nivel adquisitivo?

Las palabras extremadamente positivas mencionadas por el Ejecutivo han calado muy hondo en parte de la sociedad, la cual ve con muy buenos ojos el hecho de pasar a gozar de un mayor poder adquisitivo gracias a que las pensiones recibirán un aumento superior a la inflación.

Pero en anteriores líneas ya hemos mencionado que ciertos expertos muestran disconformidad con ese 1% estimado por el Gobierno en lo que se refiere al IPC. De hecho, el propio Fondo Monetario Internacional estima que será superior al 1,5%, lo cual conllevaría que incluso el incremento de las pensiones pudiera quedarse corto.

Algo similar sucedería en caso de que las previsiones de entidades como BBVA o Bankia se hiciesen realidad. La media de ambos bancos se sitúa en un elevado 1,7 por ciento, por lo que no es de extrañar que las alarmas de los pensionistas más entendidos en economía se hayan disparado, trasladándole el malestar al Gobierno mediante cartas e intentos de manifestaciones que ya se están difundiendo vía redes sociales para protestar ante una subida que consideran insuficiente.

El Ejecutivo ha afirmado rotundamente que no se requerirá ninguna clase de subida adicional para que se produzca el incremento del poder adquisitivo tanto en Galicia como en toda España, pero puede que finalmente sí sea necesaria si no se pretende mermar más a un colectivo que se siente ninguneado.

De hecho, en la última manifestación cerca del Congreso a la que asistieron varios gallegos, haciendo un recorrido de muchos kilómetros para mostrar ante toda España su enorme descontento, podían leerse carteles que rezaban lo siguiente: “Un xubilado non é un trapo”.

Habrá que permanecer a la espera de si el IPC al final se acaba quedando en el 1 por ciento indicado por el Gobierno, lo cual sería muy positivo para los pensionistas gallegos que, tras tantos años de malas noticias, al fin tendrían algo que celebrar en lo que a la economía se refiere.

Comentarios