• Miércoles, 15 de Agosto de 2018

Las nuevas tecnologías: el arte de ligar 2.0

Las nuevas tecnologías: el arte de ligar 2.0
Nuevas tecnologías
Nuevas tecnologías

Las nuevas tecnologías han revolucionado nuestros hábitos de vida. Sin ir más lejos, internet ha llegado a cambiar incluso las formas de ligar y buscar pareja en la actualidad. Y no solo mediante los tradicionales chat y páginas de contactos que ya vienen funcionando desde hace unos años, sino también con las nuevas aplicaciones móviles para conocer gente.

Ya se puede decir con total franqueza que el proceso tecnológico nos ha llevado hasta el arte de ligar 2.0. El tradicional cortejo que se llevaba a cabo generalmente en los bares y discotecas de cualquier lugar ha dado paso a las relaciones sociales a través de la popularización de internet.

De los foros y chats a las redes sociales y las aplicaciones de contactos

Los foros y los diferentes chats fueron los primeros canales de comunicación entre aquellas personas que deseaban conocer gente a través de la red. Una manera de encontrarse, como por ejemplo el chat erótico, sin tener que hacer frente al muchas veces temido cara a cara que pronto se convirtió en algo muy popular.

De ahí se dio paso a otras herramientas de comunicación, tales como el tan recordado Messenger, las videollamadas a través de Skype, las páginas web de contactos, etc. Plataformas que poco a poco han ido dejando paso al auge de las redes sociales y las nuevas aplicaciones móviles.

El boom de las tecnologías móviles y las redes sociales han supuesto un punto de inflexión en las técnicas para ligar y buscar pareja. Tanto es así que son muchos los que han llegado incluso a conocerse y formalizar una pareja a través de los chats de videojuegos, entre ellos el mítico Apalabrados.

Redes sociales como Facebook, Instagram o Twitter y otros espacios como las frases para Tumblr, ponen en contacto a diario a millones de personas de todo el mundo. Los chats privados de cada una de estas redes son la principal vía de comunicación para iniciar hoy una amistad que, tal vez en un futuro, pueda llegar a ser algo más.

Al mismo tiempo, en los últimos años han surgido una gran cantidad de aplicaciones diseñadas explícitamente para conocer gente a través de los dispositivos móviles. Estas aplicaciones se basan especialmente en la geolocalización para indicar al usuario las personas que se encuentran cerca y con las que puede entablar contacto.

Muchas de estas aplicaciones son ya ampliamente conocidas por el público en general: Tinder, Meetic, Badoo, Adoptauntío, etc. Cada una de ellas tiene sus propias características y sus puntos diferenciales, pero en el fondo todas tienen como objetivo el acercar unas personas a otras para que se conozcan y puedan tener la posibilidad de experimentar algún tipo de relación.

¿Aplicaciones de contactos solo para los más jóvenes?

Las nuevas técnicas de ligoteo, por tanto, vienen de la mano de los métodos más innovadores. Unas aplicaciones que, si bien en un principio eran coto exclusivo de los más jóvenes, poco a poco se han ido introduciendo en un público más amplio, hasta el punto de hacerlas tendencia y moda del momento. En palabras de muchos, son una especie de juguetes para adultos con los que conocer gente, charlar, divertirse, etc.

No en vano, la tecnología ha facilitado el proceso de seducción y el contacto preliminar en todos los ámbitos. A día de hoy se ha convertido no solo en la fórmula ideal para iniciar contacto con otras personas, sino también en el canal perfecto para poder seguir manteniendo dichas relaciones hasta conocerse en profundidad.

En realidad, no puede decirse que las nuevas tecnologías hayan cambiado la forma de ligar. Sin embargo, sí han proporcionado muchas más oportunidades de conocer gente nueva de cualquier parte del mundo y de poner en contacto a solteros y singles que de otra forma no podrían conocerse.

Además, hay que tener en cuenta que estas aplicaciones no tienen como único objetivo buscar pareja. Hay personas registradas en ellas que solo buscan amistad, conocer un grupo de gente en su ciudad para salir a divertirse, un poco de charla, etc. Todo depende de las expectativas de cada cual y, por supuesto, de la química.

Porque las nuevas tecnologías no han provocado la desaparición del arte de la seducción, el gustar. Al igual que en la vida real, ligar por internet requiere también de una química especial que debe fluir. Hay relaciones que funcionan y otras que fracasan, expectativas que se cumplen y otras que no. Si todo transcurre bien, solo habrá que coger la afeitadora corporal, ponerse elegante y conocer por fin a esa persona con la que llevamos chateando un tiempo.

En definitiva, la tecnología ha conllevado un cambio significativo a la hora de establecer relaciones y comunicarse. La gente en la actualidad prefiere recurrir a las redes sociales como primera toma de contacto para evitar el cara a cara y ahorrarse el cortejo tradicional.

Una práctica, por tanto, fácil y de carácter inmediato que ha supuesto toda una revolución y que se adapta a las nuevas generaciones. Y es que la tecnología y la ciencia nos proporcionan ya todo lo que necesitamos para convertirnos en unos expertos en el juego de la seducción.