viernes 4/12/20

Motivos para que tu hijo vaya a un campamento de verano

Las consecuencias positivas de asistir a un campamento de verano

Monitora de campamento de verano
Monitora de campamento de verano

Meses antes de que llegue el verano las familias comienzan a organizar el tiempo libre que tendrán y así aprovecharlo al máximo. Y es que en muchas ocasiones, debido al ritmo de vida que tienen las familias, las vacaciones de verano de los niños se vuelven problemáticas por no saber dónde dejarlos mientras los padres trabajan. Uno de los planes que más suelen hacer es el de buscar un campamento de verano, que permita a los más pequeños de la casa disfrutar de los largos días veraniegos y aprender cosas nuevas.

Hay muchos campamentos de verano disponibles para niños, y hasta existen cursos de inglés en el extranjero adaptados para niños en formato de campamento. Estos no son un simple lugar para dejar a los niños durante unos días, los padres buscan sitios que aporten una serie de conocimiento y habilidades a sus hijos.

Entre los campamentos más solicitados por los padres están aquellos que se centran en trabajar un segundo idioma, como el inglés. Y es que los consideran una buena oportunidad para que los más pequeños aprovechen los días de ocio para aprender de forma divertida y sana.

Existen diferentes formatos de campamentos, adaptados a las necesidades y circunstancias de cada familia.

Diferentes formatos de campamentos de verano

Un campamento de verano es un lugar donde los niños acuden para pasar unos días de descanso, en ellos aprenderán y harán nuevos amigos. Están organizados por temática y edad, ya que su ingreso en una modalidad u otra dependerá en gran medida de la edad que tenga el menor, para que todas las actividades correspondan a las habilidades del niño.

Campamentos deportivos

Aunque es cierto que la actividad física es algo que está en la mayoría de los campamentos de verano, existen algunos que se focalizan una cierta modalidad deportiva, como el fútbol el baloncesto o la natación.

Están dirigidos a los niños activos que adoran el deporte que se va a practicar durante esa semana, su objetivo es que se diviertan mientras mejoran en sus habilidades.

Campamentos de idiomas

Este es uno de los más solicitados en la actualidad, debido a la importancia que tiene el aprendizaje de un segundo idioma. Los más populares son aquellos que trabajan el habla inglesa, pues es un idioma primordial, sin el cual es muy difícil desenvolverse en el mundo de los negocios.

Campamentos de aventura

Los campamentos multiaventuras son el origen de este formato de actividades. Ellos se centran en realizar múltiples actividades al aire libre, como escalada, remo o senderismo. Son campamentos muy divertidos ideados para niños inquietos a los que les guste estar en contacto directo con la naturaleza.

Beneficios de asistir a un campamento de verano

A continuación se analizan algunos de los motivos por lo que es beneficioso y ventajoso acudir a un campamento de verano por una o dos semanas.

Para los padres la mayor ventaja es que pueden gestionar mejor el excesivo tiempo libre que tienen los niños en verano. Cuando ambos progenitores trabajan, es imposible para ellos librar todo el verano. y ese es el momento en que el poder dejar a los niños en lugares así supone una gran ayuda para ellos.

Autonomía

Permite a los niños hacer cosas sin la ayuda de los padres, convirtiéndolos en personas más maduras e independientes, favoreciendo así su autoestima.

Romper con la rutina

Salir de la rutina, poder hacer cosas diferentes a las que realizan el resto del año, los ayuda a aprender técnicas de gestión y a experimentar in situ sus habilidades. Esto es muy beneficioso para los niños y los mayores, dado que uno de los grandes problemas de la actualidad es saber afrontar situaciones inesperadas debido al control excesivo y a los horarios tan fijos que tienen algunos menores.

Respetar las ideas de otros

Vivir con personas desconocidas, compartir espacios y hábitos ayuda a conocer otras formas de vida y a empatizar con ellas. Es bueno que los pequeños oigan y vivan con personas que piensen y actúen diferentes a ellos, pues de esta forma se harán más tolerantes con los demás, lo que beneficiará su capacidad de integración social en el futuro.

Mejora la autoestima y la seguridad en sí mismos

Tener libertad de exponer sus ideas y de llevar a cabo proyectos grupales los hace sentirse autónomos y valerosos, lo que aumenta la seguridad en ellos mismos y la formación de sus propias ideas.

Potencia la convivencia

La mayoría de las actividades que se realizan son útiles para mejorar el sentimiento de pertenencia al grupo, así se les facilita el hacer nuevas amistades.

Comentarios