miércoles 28/10/20

Instalación de líneas de vida: no se puede improvisar

Cuando los operarios y trabajadores hacen trabajos de altura, no se puede improvisar. El peligro a sufrir un accidente grave es mayor cuanto a más altura se haga el trabajo.

 lineadevida
lineadevida

Por esta razón, se han ido creando nuevos métodos de seguridad. Uno de ellos es la instalación de líneas de vida.

En el post de hoy, profundizaremos en este tema: la instalación de líneas de vida en Madrid, detallando la definición de este concepto, los tipos, tanto horizontal como vertical, y las personas que pueden encargarse del montaje de líneas de vida.

¿Qué es una línea de vida y cuáles son sus tipos?

La línea de vida es un sistema de protección contra las caídas en un trabajo de altura. La función de la instalación de líneas de vida se basa, por tanto, en evitar las caídas, deteniéndolas si algún trabajador tropieza o se desequilibra, y en evitar la llegada a zonas de más riesgo.

También se denomina líneas de anclaje y existen dos tipos diferentes: por un lado, las líneas de vida horizontales y, por otro lado, las líneas de vida verticales.

Por una parte, la instalación de líneas de vida verticales consiste en el montaje de unos dispositivos deslizantes en una línea de encaje de tipo rígido, que puede ser de cable o de carril. Sobre como instalar una línea de vida vertical cabe destacar que es necesario un arnés anticaída.

La instalación línea de vida horizontal, por otra parte, se diseñan para ser usadas por más de un trabajador simultáneamente. De esta forma, se pueden distinguir entre líneas horizontales flexibles, formadas por un cable o una cuerda en un anclaje, líneas rígidas o líneas temporales.

¿Quién puede instalar una línea de vida?

Uno de los aspectos más importantes a la hora de la instalación de una línea de vida o de su montaje es contar con un profesional.

Muchos operarios y empresas de construcción buscan la mejor respuesta a la pregunta de cómo instalar una línea de vida horizontal con el fin de hacerse cargo de ello. Esto es un grave error.

Ya sea una línea de vida horizontal o una línea de vida vertical, es necesario contar con un instalador acreditado y formado por el fabricante de las líneas de vida.

Cada punto de anclaje y cada línea de vida rígida o flexible parten de un estudio muy específico. El técnico especializado hace un examen de la localización y de las condiciones del lugar donde se va a instalar la línea de vida. Con esto se llega a la conclusión de que cada instalación será diferente y dependerá del lugar.

La normativa en cuanto a la instalación de líneas de vida certificadas y homologadas es muy exigente, por lo que lo ideal es acudir a profesionales que tengan una trayectoria o experiencia y que sean especialistas en este ámbito.

Así, son muchos los requisitos técnicos que son necesarios para instalar una línea de vida.

Por un lado, los componentes del anticaídas deben ser de un material que aguante en el tiempo, como es el acero inoxidable. Por otro lado, su composición, además, debe estar ligada a la normativa vigente y a una serie de pruebas y ensayos que aseguran la seguridad de la línea de vida.

La normativa que rige la instalación de líneas de vida es la UNE- EN 353-1-2002, que legisla los “Equipos de protección individual contra las caídas de altura” en concreto “Dispositivo anticaídas deslizantes sobre línea de anclaje rígida”. Esta norma establece que el técnico especializado debe realizar las pruebas y los ensayos de las líneas de vida y superarlas con éxitos.

Entre estas pruebas destacan los ensayos ante comportamientos dinámicos, los ensayos de bloqueo y de resistencia estáticas y las pruebas de resistencia a la corrosión. Los ensayos se realizarán con un peso de 100 kilogramos, por lo que la fuerza de frenado no puede superar los 6 kilonewton (kN) y la distancia de parada no puede exceder 1 metro.

Además de estas pruebas, existen muchas otras, que son igual de importante. Recordad que no se debe improvisar cuando se habla de la seguridad de las personas. Entre ellas, se encuentra los relacionado con la exposición al sol, el viento, la fatiga o el rozamiento de las líneas con el anclaje. Son ensayos centrado por tanto en el envejecimiento de la línea de vida o en la fatiga de la misma.

Con esto, se observa claro que, a la hora de diseñar una línea de vida, hay que tener en cuenta una serie de aspectos. Entre ellos podemos distinguir dos de ellos:

En primer lugar, la distancia de caída. Esto dependerá del tipo de línea de vida, es decir vertical u horizontal, de la distancia del sistema al nivel de trabajo, de la longitud de la línea de vida, del número de trabajadores u operarios en la obra y del tipo de absorbedores que se usan.

En segundo lugar, los esfuerzos que se generan en la estructura donde se instala la línea de vida y el esfuerzo que supondría una caída de un operario.

Así, la variedad de fabricantes y de técnico especializados y homologados en la instalación de líneas de vida en el mercado es muy amplia. No dudes en contactar con ellos si vas a realizar un trabajo de altura y garantiza la seguridad de tus operarios y la tuya propia.

Comentarios