domingo 29.03.2020

El impacto del coronavirus sobre el mercado de valores

Mercado de valores
Mercado de valores

El pánico sobre el nuevo coronavirus COVID-19 se ha propagado alrededor del mundo, y junto con este pánico los casos de nuevos contagios van en aumento.

Al oír hablar del coronavirus en las noticias nos puede venir a la mente una variedad de preocupaciones sobre la transmisión de este nuevo virus. Personas de todos los países del mundo están al tanto de las recomendaciones sanitarias que emiten las distintas autoridades sanitarias. Entre estas recomendaciones están el lavarse las manos con frecuencia, el uso de mascarillas por parte de personal sanitario e intentar evitar viajar a zonas de riesgo como Lombardía o Wuhan, donde los contagiados son numerosos. A pesar de seguir estas pautas, la población puede caer fácilmente en la irracionalidad del pánico.

Este pánico es, normalmente, de índole personal, o en todo caso de preocupación por familiares y amigos. Además de la preocupación de este tipo está también el de los inversores en la bolsa. El mercado de valores sufre su propio pánico por el coronavirus y la economía de mercado se resiente cuando hay algún tipo de inestabilidad o incertidumbre. Primero la bolsa China se ha visto afectada y ahora son las bolsas internacionales como las europeas o la americana que han visto caídas debido al COVID-19.

Los gigantes de la bolsa

Al principio, el brote de esta nueva enfermedad impactó principalmente el mercado chino, aunque no únicamente. La compañía de automóviles eléctricos Tesla, con una nueva planta recién estrenada y de grandes dimensiones en la ciudad de Shanghai, sufrió un batacazo en el precio de sus acciones debido al brote durante unos pocos días.

Al expandirse más allá de la provincia de Wuhan y convertirse en un fenómeno global, el COVID-19 se ha cebado también con los mercados globales. Así pues, la economía mundial ha visto una extensión natural del pánico desde la población hacia la bolsa. Unos efectos negativos que no se han visto en el mercado de valores desde la incertidumbre que rodeaba el Brexit después del resultado del referéndum británico del 2016. Luego de la aparición del coronavirus en la escena internacional incluso los gigantes de la tecnología han registrado caídas. Este es el caso del precio de las acciones de Amazon, que el día 24 de febrero llegaron a descender hasta un 4%. El pánico a la enfermedad y la inseguridad que esta genera en la economía hicieron que algunos inversores con participaciones en Amazon decidieran vender sus acciones por miedo al futuro inmediato de la compañía.

Sin embargo, esta gran empresa estadounidense del e-commerce es una de las más fuertes del NASDAQ, y escasos días antes del impacto del coronavirus las predicciones apuntaban hacia una subida fuerte del precio de sus acciones gracias a la buena trayectoria general de la empresa. 

De hecho, a pesar del coronavirus se predice que Amazon sea una de las mejores compañías en las que invertir este 2020 y la empresa está dando ya señales de que se volverá a incorporar a esta tendencia positiva que se venía dando en el seno de la compañía anteriormente al estallido del COVID-19.

Pese a los estragos que ha causado, y que todavía causa, la creciente extensión del nuevo coronavirus en cada vez más países del mundo, las grandes empresas que cotizan en bolsa como Amazon o como Tesla ya se están volviendo a recuperar. Es cierto que el impacto del COVID-19 es de gran trascendencia en los mercados internacionales, pero para la mayoría de gigantes comerciales no lo será tanto.

Comentarios