• Jueves, 18 de Octubre de 2018

¿Conoces las diferencias entre aire acondicionado y climatización?

¿Conoces las diferencias entre aire acondicionado y climatización?
Aire acondicionado
Aire acondicionado

Aunque nos pueda sonar lo mismo, el aire acondicionado no es igual que la climatización, puesto que cada uno actúa de forma diferente para refrigerar el ambiente, y los aparatos de aire acondicionado tienen diferentes características a los climatizadores.

Es bueno que conozcas las diferencias entre unos y otros para que cuando decidas comprar un sistema de refrigeración para tu hogar puedas elegir el que mejor cubra tus necesidades.

Empezando por los climatizadores, hay que decir que están en auge, puesto que su consumo es mínimo y no necesitan instalación.  Dentro de la gama de climatizadores que puedes encontrar en el mercado hay varios tipos: sin tubo, mono-tubo, doble tubo, silencioso, pingüino y aire acondicionado portátil para coches. Todos ellos destacan por ser considerados como un equipo de aire acondicionado portátil, por lo que puedes ubicarlos en cualquier espacio con total comodidad.

Pero veamos en profundidad las diferencias entre los aparatos de aire acondicionado y los sistemas de climatización, ya que a veces, ambos se venden como sistemas de aire acondicionado sin especificar que el sistema para producir frío que usan uno y otro es totalmente diferente.

El funcionamiento de un climatizador

Tanto los climatizadores como los sistemas de aire acondicionado tienen la misma función: enfriar el aire y mantener el ambiente fresco. En el blog de aire acondicionado y climatización puedes conocer más a fondo las características de los equipos de aire acondicionado, y cómo mantener tu hogar a la temperatura correcta con los mejores aparatos del mercado.

Pero sigamos con los climatizadores, éstos a diferencia de los aparatos de aire acondicionado, refrescan el ambiente filtrando el aire a través del agua. Este sistema hace que la temperatura del aire se reduzca, produciendo un aire frío y húmedo. El aparato de climatización generalmente lo que hace es absorber el aire caliente del espacio donde está ubicado, lo hace pasar a través de un filtro húmedo para convertirlo en aire fresco expulsandolo a través de un ventilador.

La ventaja fundamental de los climatizadores es que reducen en casi a la mitad el consumo energético, ayudándonos por tanto a ahorrar en la factura de la luz. Hay que decir, sin embargo, que la eficacia es limitada en presencia de altas temperaturas y mucha humedad.

Otra característica de los climatizadores es que no utilizan gases refrigerantes, por lo que eliminan la electricidad estática del ambiente y mantienen una humedad relativa hasta cierto punto. Este sistema de climatización obliga renovar el aire de la estancia muy a menudo para evitar así que el aire húmedo provoque daños en nuestro mobiliario y también para conseguir mejor resultados a la hora de enfriar el ambiente.

Veamos ahora cómo funciona un equipo de aire acondicionado y cuáles son sus principales ventajas.

El funcionamiento del aire acondicionado

Los equipos de aire acondicionado reducen notablemente la humedad del ambiente produciendo aire frío y seco. Esto les ayuda a proporcionar aire con una temperatura controlada, y previamente seleccionada por el usuario. Esta gran ventaja los hace más eficientes que los climatizadores.

Por otra parte, hay que decir que los equipos de aire acondicionado, si bien necesitan de instalación, ésta puede llevarse a cabo en cualquier tipo de ambiente, sin importar que sea un clima húmedo o seco, el aire acondicionado siempre funcionará al máximo rendimiento consiguiendo así los mejores resultados.

Aunque el aire acondicionado es más complicado de instalar, necesita menor mantenimiento que un climatizador. La instalación de A/A necesita de ciertos conocimientos y herramientas imprescindibles para poder realizarla con éxito. En caso de que seas manitas y quieras atreverte a hacerlo por tu cuenta, hay tutoriales y guías paso a paso en internet que pueden ayudarte. De lo contrario, puedes contratar los servicios de un técnico o profesional que te garantice una instalación correcta y segura.

Los equipos de aire acondicionado han evolucionado bastante en los últimos años, un ejemplo de ellos son los nuevos equipos de aire acondicionado inverter. La nueva tecnología o sistema Inverter es un mecanismo que regula el funcionamiento del aire acondicionado mediante el cambio de la frecuencia del ciclo eléctrico, es decir, lo que regula es la velocidad del compresor.

El aire acondicionado inverter en lugar de arrancar y parar de forma frecuente para obtener la temperatura media deseada, consigue una temperatura constante haciendo que el compresor gire de forma continua. De esta manera el aparato evita consumos innecesarios, a la vez que asegura un gasto energético que es directamente proporcional a la capacidad de refrigeración requerida. Esto último tiene como resultado un alargamiento de la vida del compresor, puesto que ya no es necesario que trabaje tanto, como en los otros sistemas de aire acondicionado.

Con estas aclaraciones, esperamos que hayas despejado tus dudas entre climatizadores y equipos de aire acondicionado. De esta manera te será más fácil escoger uno u otro teniendo en cuenta tus necesidades personales.