lunes 27.01.2020

Cómo elegir el mejor disco externo

Cómo elegir el mejor disco externo
Cómo elegir el mejor disco externo

Con la gran cantidad de datos que manejamos hoy en día, los discos externos se han convertido en una de las maneras más eficientes y cómodas de llevarlos de un lado a otro. A la hora de comprar el mejor disco duro externo es importante conocer cuáles son los factores en los que nos debemos fijar para conseguir el disco adecuado a nuestras necesidades al mejor precio posible.

Qué aspectos hay que tener en cuenta para elegir un disco externo

Existen en el mercado una gran gama de discos externos donde buscar el que mejor nos convenga. Es necesario conocer las principales características para poder elegir con criterio el disco duro externo adecuado.

Capacidad de almacenamiento

La principal función de un disco externo es la de almacenar datos, aplicaciones, juegos, fotos, vídeos o cualquier archivo digital. Cuando los discos internos de un ordenador se llenan o la memoria de almacenamiento de un dispositivo móvil ya no admite más carga, podemos volcar parte de su información en un disco externo, con el objetivo de liberar espacio. Por eso es importante que un buen disco externo disponga de gran capacidad de almacenamiento. Es recomendable que al menos disponga de 2Tb de capacidad para que no se quede corto en un espacio corto de tiempo.

Tipo de conectividad

La velocidad a la que se pasan los datos hacia el disco externo o se recuperan desde el disco externo, va ligada directamente al tipo de conectividad que poseen. Es recomendable que la conexión del disco externo sea al menos USB 3.0 (se puede apreciar por que el conector USB es de color azul) para que los datos fluyan a gran velocidad y no se produzcan esperas innecesarias por la transferencia de datos. Igualmente, comprueba que tu ordenador de sobremesa o tu portátil de oficina tenga este tipo de conexión para un correcto funcionamiento.

Material de la carcasa

Al ser dispositivos que se transportan fácilmente, están expuestos a golpes ralladura, cambios de temperatura u otras posibles incidencias peligrosas para su integridad. Es por esto que el material de la carcasa de los discos externos sea de un material resistente, y a ser posible ligero, para evitar aumentar el peso del dispositivo. Por ejemplo, una carcasa de aluminio no supondría un gran incremento del peso del disco y sin embargo lo protegería de forma adecuada.

Tipo de disco externo

Actualmente empezamos a ver los primeros discos externos de estado sólido o SSD. Estos discos son mucho más rápidos en cuanto a velocidad de lectura y escritura, pero tienen un coste más elevado por kbyte.

  • Disco Duro. Son los discos clásicos, serán los ideales si se necesita mucha capacidad de almacenamiento a bajo coste.
  • Disco Sólido. Los nuevos discos serán más interesantes cuando la prioridad sea la velocidad de transferencia.

Para conseguir el mejor disco externo que cumpla todas nuestras expectativas hay que buscar aquel que cuente con una gran capacidad, una conectividad que permita una rápida transferencia de datos y una carcasa que lo proteja mientras es transportado.

Comentarios