• Martes, 25 de Septiembre de 2018

Aprender a cocinar gracias a Internet

Aprender a cocinar gracias a Internet
Recetas por Internet
Recetas por Internet

Hoy en día podemos aprender a hacer cualquier cosa que nos propongamos gracias a Internet, donde podemos encontrar grandes cantidades de información sobre todos los temas y miles de tutoriales que nos enseñan de la misma manera en la que aprenderemos en una escuela o de la mano de algún profesional.

Por lo tanto, si nos hemos propuesto aprender a cocinar lo único que tenemos que hacer es comprometernos con nuestro objetivo porque en la red podemos visitar numerosos sitios web o blogs de recetas de cocina como el de Delicista.es, en los cuales podemos encontrar muchísimas recetas deliciosas que nos enseñarán a cocinarlas paso por paso.

Las ventajas de aprender a cocinar

A parte de aprender a hacer comidas suculentas con las que sorprender tanto a nuestros amigos y familiares como a nosotros mismos, cocinar nos aporta un sinfín de ventajas. Lo primero de todo es que ahorraremos mucho dinero al limitar nuestras salidas para comer fuera en restaurantes y bares, ya que aunque en algunos sitios los precios son bastante asequibles a la larga comer fuera sale mucho más caro que planear las comidas y comprar los ingredientes que hagan falta.

Ahorrar es importante pero aún lo es más nuestra salud, puesto que cocinando nuestras propias comidas sabemos exactamente los ingredientes que llevan, aumentando los que nos sientan mejor y limitando el uso de productos que no sean muy saludables y no nos sienten igual de bien. Otra de las grandes ventajas es que aprendemos a comprar los productos de una forma más sostenible, buscando recetas en las que se precise el uso de productos locales y de temporada.

¿Dónde buscar las recetas?

Internet es el sitio donde podemos encontrar cualquier receta sin dificultades, si existe la receta en este mundo seguramente la encontraremos en Internet. Las podemos encontrar desde blogs de cocina de personas que han querido compartir sus conocimientos o en páginas web mucho más especializadas en un plato en concreto, como lo es el sitio web de empanadagallega.com.es donde podemos encontrar recetas de la clásica empanada gallega así como de todas sus variedades.

Además de páginas web con recetas escritas, las plataformas como YouTube tienen millones de vídeos con tutoriales para aprender a cocinar, técnicas de cocina tanto tradicional como de vanguardia, recetas de comidas de todas partes del mundo y tutoriales especializados en enseñar a manejar un producto concreto, como la limpieza de un bogavante o la preparación de alguna carne que requiera un mínimo de destreza.

Aprender desde las bases es la mejor forma de consolidar los conocimientos

Está claro que si no tenemos mucha idea de cocina lo mejor es empezar con recetas que sean más o menos fáciles porque si empezamos buscando recetas de marisco gallego quizás nos desanimemos un poco si no nos sale el plato a la primera. Es esencial que primero busquemos recetas simples y básicas, y cuando ya las tengamos dominadas, aumentemos progresivamente la dificultad de nuestro cocinado. De esta manera aprenderemos bien desde las bases de la cocina y, solo dependiendo de nuestro esfuerzo y dedicación, podremos realizar cualquier receta sin grandes dificultades e incluso improvisar para darles nuestro toque personal.

A todos nos entra el gusanillo de cocinar cuando vemos programas de cocina en la televisión como Masterchef o Topchef, y de estos programas también podemos aprender mucho en cuanto a técnicas se refiere pero no podemos olvidar que para ser expertos y poder cocinar cualquier plato de los que aparece en estos programas, primero tenemos que saber hacer al menos un puré de verduras o una buena salsa que acompañe un plato de espaguetis.

La constancia y la práctica son fundamentales a la hora de aprender

Independientemente de lo que nos hayamos propuesto aprender sino lo practicamos diariamente es muy difícil que consigamos aprenderlo de una manera completa. En la cocina es fundamental aprender a dominar las técnicas más básicas, y esto lo podemos conseguir solamente a través de la práctica diaria.

Si nos proponemos cocinar todos los días veremos los resultados en unos cuantos días, comprobando como tenemos más soltura en el manejo de las herramientas y los productos además de ver cómo ha aumentado nuestra creatividad, ya que cuanto más cocines más ideas propias de recetas se te ocurrirán.

La constancia en la cocina también es fundamental, conseguiremos aprender a cocinar más rápido si en lugar de practicar una o dos veces por semana lo hacemos todos los días. Una buena manera de trabajar en nuestra constancia es planear todas las comidas de la semana, sin importar si comemos en casa o nos tenemos que llevar la comida al trabajo. Esto también significa un gran ahorro para nuestros bolsillos porque cualquier planificación buscar inevitablemente reducir gastos innecesarios y son muchas las veces que compramos ingredientes que al final no utilizamos y lo tenemos que tirar al ponerse malos.