Cómo ahorrar con tu piscina y disfrutar más de ella todo el año

piscina cubierta

Mantener una vida sana durante todo el año puede ser un poco mas fácil disfrutando de una piscina cubierta 

Nadar es un ejercicio de lo más completo, ya que ejercita todo el cuerpo. La parte más favorecida es la superior, ya que mientras se nada, el esfuerzo se concentra mayormente en tríceps, dorsales, pectorales y los músculos de la espalda.

Se trata a su vez de un ejercicio integral, enormemente competitivo y que fomenta la socialización. Esto último se debe a que en las piscinas se encuentran personas de todas las edades, para realizar esta práctica deportiva en distintas modalidades.

También son muchos quienes optan por tener una piscina en casa. Esto permite poder hacer unos largos en casa, además de pasar ratos de lo más divertidos con la familia y los amigos. Pero para que esta se encuentre en condiciones adecuadas, es necesario realizar un mantenimiento.

¡Disfruta del agua más limpia todo el año gracias a las cubiertas para piscinas!

Las cubiertas de piscinas permiten mantener estas limpias de todo lo que puede arrastrar la intemperie, por ejemplo tierra u hojas. Esta solución es ideal para mantener la piscina en buen estado en los meses que no se usa. No se trata de una simple lona o un forro, sino que son cubiertas ajustables, más o menos altas, que protegen la importante inversión que se realiza cuando se construye una piscina.

En dicha tecnología se utilizan tecnologías, diseños y materiales que permiten adaptarla al espacio a y las necesidades de los clientes. Esta estructura ha demostrado un éxito más que notable, y la tranquilidad de las personas que han apostado por ella. Puedes descubrir más en este enlace: https://www.youtube.com/user/CUBRILAND.

Tanto en su versión automática como manual, la cubierta supone un ahorro en el mantenimiento del agua, aislándola de factores externos que pueden contaminarla, reduciendo la evaporación o desgastando los productos químicos para su conservación. Un ahorro puede ser de hasta cientos de euros al mes.

Cuando se celebra una fiesta juvenil alrededor de una piscina, a menudo se tiene el temor de que se produzca algún accidente, debido al ímpetu propio de las personas de estas edades. Pero si se cuenta con una cubierta este riesgo se elimina, ya que el cierre bajo termina con las peores tentaciones.

Por otro lado, los cierres altos y/o automáticos hacen que las reuniones de negocio o familiares sean realmente espectaculares, ya que consiguen un ambiente ideal. Las cubiertas para piscinas climatizan a la mejor temperatura, y durante todo el año, convirtiéndose sin duda alguna el mejor apoyo estético, y a nivel de seguridad, para convertir una piscina en una inversión duradera.

No es solo un capricho, ¡también es salud!

Son muchos los beneficios que supone contar con una piscina a punto en todo momento en casa. Una de ellas la práctica de la natación, un ejercicio, tal como se apuntó al inicio de este artículo, de lo más completo. Por ello, quienes deseen mantenerse en forma sin necesidad siquiera de salir de su casa, deben plantearse invertir en una piscina cuanto antes, y en una cubierta para que se mantenga siempre óptima.

Según quién sea el fabricante que las haga, las cubiertas para piscinas se pueden utilizar para mucho más que para mantener limpia la piscina en el aspecto estético. Sobre todo en verano, ya que según cuál sea su diseño, se pueden utilizar de distintas maneras. También dependerá de la empresa la calidad de la cubierta, y el espacio en el que se vayan a poder utilizar.

La principal función que desempeñan las cubiertas es mantener a las piscinas protegidas de todos aquellos elementos exteriores que las pudiesen contaminar, facilitando su limpieza, y haciendo que cualquier momento sea adecuado para darse un buen baño, o invitar a alguien a hacerlo. Además, los principales fabricantes de cubiertas ofrecen también buenos complementos para que el espacio sea más acogedor.

Cubiertas altas y cubiertas bajas para piscinas

Hay dos tipos principales de cubiertas, que son las cubiertas bajas y las cubiertas altas. Cada una de ellas aporta un aspecto único a las piscinas, constituyendo un elemento especialmente favorecedor para el hogar.

De las cubiertas altas cabe destacar que suelen ser de tipo permanente, razón por la que se utilizan con fines diversos. Entre ellas se encuentran las cubiertas para piscinas climatizadas, que acondicionan la temperatura de las piscinas para usarlas con independencia del tiempo. Algo sin duda muy de agradecer, ya que da la posibilidad de disfrutar de la piscina durante todo el año, amortizando mucho mejor la inversión ya que evita en un 70% la pérdida de calor. Esto supone a su vez menores gastos en climatización, pudiendo utilizar la piscina de forma mucho más económica.

Existen otros beneficios asociados a las cubiertas para piscinas. Algunos de ellos son en el plano de la salud, ya que algunas cubiertas de buena calidad reducen de forma más que considerable la incidencia de los rayos UV del Sol. Además aportan seguridad, ya que las cubiertas altas permiten respirar tranquilo si hay que cuidar a niños o mascotas.