La ‘supervivencia’ de El Pasatiempo obligará a restringir visitas y aforos

Las obras para restaurar el espacio se centran ahora en el Estanque del Retiro, en la primera terraza de El Pasatiempo | AEC

El Plan Director de El Pasatiempo que la Xunta presentó este semana incide, además de en la recuperación del espacio, en cómo articular su conservación, de manera que no se cometan los mismos errores en que en los 90 y en los 200. Entonces, tras su adquisición por parte del Ayuntamiento de Betanzos, se acometieron obras de rehabilitación pero no se establecieron actuaciones para un mantenimiento regular, lo que, de alguna manera, aceleró el deterioro de la ‘Huerta de don Juan’.
 

En este sentido, uno de los retos de esta ‘terceira restauración’ pasa por la necesidad de “facer o imposible para que o parque se manteña” y en este aspecto “temos moito aprendido”, apuntó Mario Crecente, responsable del equipo multidisciplinar que se encargó de la redacción del Plan Director de El Pasatiempo. 
 

Los redactores de la propuesta que a partir de ahora marcará la evolución de El Pasatiempo expusieron, aunque sin entrar en detalles, algunas de las cuestiones que tanto la Xunta como el Ayuntamiento de Betanzos tendrán que abordar para asegurar la supervivencia del espacio diseñado hace más de cien años por los García Naveira, y una de ellas es el aforo que, de acuerdo con las indicaciones de los técnicos y teniendo en cuenta su declaración como Ben de Interese Cultural (BIC), deberá restringirse, cuando menos con unos máximos, y especialmente en los niveles superiores, los más afectados y los que son y seguirán siendo los primeros objetivos de la restauración iniciada por el Ayuntamiento de Betanzos.
 

Los técnicos cuentan con un estudio que determina cuál es la ‘capacidad de carga’ de El Pasatiempo. Un análisis exhaustivo que determina “canta xente pode entrar no parque” e incluso “canto se debería cobrar para acceder”, “cantas visitas se poden organizar” e “que tipo de actividades”.

 

Números

Lo que estaría meridianamente claro teniendo en cuenta los números de visitantes contabilizados en los últimos años es que El Pasatiempo “manténse por si mesmo” y que el nivel atracción sigue siendo “elevadísimo” a pesar de los años transcurridos desde el cierre de las terrazas históricas, primero por seguridad y después por el inicio de la intervención que el Ayuntamiento de Betanzos y la Diputación de A Coruña acometen en el primer nivel, en el más extenso de los estanques del parque: El Retiro. 
 

Otra de las propuestas pasa por unir los niveles superior –terrazas– e inferior, para lo que sería necesario eliminar la carretera que atraviesa del parque enciclopédico y para lo que “existe alternativa”, comentó Crecente.

La ‘supervivencia’ de El Pasatiempo obligará a restringir visitas y aforos

Te puede interesar