Primeiro de Maio, el mercado con sabor a historia que inunda Betanzos

A Porta da Vila es una de las calles más concurridas los días en los que se celebran las ferias | Patricia G. FRaga

Vuelve la Feira do 1 de Maio a Betanzos. La más esperada de este 2022 por ser la primera de las consideradas “multitudinarias” que se celebra sin restricciones tras la crisis del covid-19. Un mercado al que, para alivio de los más calurosos, solo el sol trata de evitar en este Día del Trabajo. Porque el descenso en el mercurio no supuso una menor afluencia sino que, al contrario, animó a la multitud a acercarse hasta la ciudad, pues muchos aprovecharon el Día del Trabajo para desplazarse hasta otros municipios y acabaron en la García Irmáns atraídos por la exclusividad de un mercado con sabor a historia cuyo origen se remonta a 1341.


Las caravanas y los atascos; el cartel de “completo” del aparcamiento subterráneo; los estacionamientos indebidos y el “embudo” de A Porta da Vila compartieron espacio con los productos para sembrar y las hortalizas que, como la castaña el Día de Santos o el chocolate con churros y las zapatillas de casa en la de Año Nuevo, son las “estrellas” del Primeiro de Maio. También las margaritas, las rosas y las camelias, que aportaron color a la estampa y cautivaron las miradas de adultos y niños, entusiasmados con la puesta en escena del “Canto dos Maios” que, como cada año, interpretaron los alumnos de la Escola Municipal de Folclore (EMuF) de Betanzos.


Entre puestos de ropa y calzado, complementos y antigüedades, vestidos de blanco, con sus adornos y arcos vegetales, detrás de las gaitas, los tambores y las panderetas de la misma escuela, ellas y ellos marcaron el paso entre los aplausos de los visitantes que, gracias a su interpretación, consiguieron evocar otra época y volver a disfrutar de una de las celebraciones populares más arraigadas en Galicia.


Dispositivo

La Policía Local y Protección Civil de Betanzos, a los que se unen los servicios municipales de mantenimiento, integraron el dispositivo de circulación y seguridad desplegado por la administración municipal con motivo del 1 de Maio. Uno de los mercados más concurridos del año que, alrededor de las 14.30 horas, inició la retirada, con cientos de vehículos saliendo hacia A Coruña y Ferrol, al tiempo que la circulación en el centro volvía a su estado original, sobre todo alrededor de la García Irmáns, que permanece cerrada durante la mañana, y también en O Valdoncel y Linares Rivas, y en A Ponte Nova y A Magdalena.


Un año más, los números y las imágenes son incontestables y, aún con variaciones en los modelos de consumo, a pesar de que muchos cambiaron las compras por el y las consumiciones en los establecimientos de hostelería –a lo que este año se sumó la celebración del Día de la Madre– las ferias han sido y son verdaderos acontecimientos sociales, ahora y en sus comienzos, allá por el siglo XIV cuando, según escribió Murguía, los betanceiros “eran los genoveses de Galicia”.

Primeiro de Maio, el mercado con sabor a historia que inunda Betanzos

Te puede interesar