Miño ordena el cierre de las duchas de todos sus arenales por la sequía

Una mujer toma el sol en la Playa Grande de Miño, una de las más concurridas de la comarca | AEC

Miño toma medidas “ante a continuidade da seca” en Galicia. Una  decisión adoptada con carácter preventivo con la intención de evitar una crisis y de la que el alcalde, Manuel Vázquez Faraldo, informó a sus vecinos mediante una comunicación de 5 de agosto de 2022. En ella establece “a prohibición do uso de auga da rede para encher piscinas, regar ou baldear” y ordena del  corte del suministro en duchas, lavapiés y fuentes públicas de Miño. Además, desde del municipio instan a empresas y ciudadanos a aplicar medidas de ahorro y un uso sostenible del agua, teniendo en cuenta la situación y la alerta hidrológica decretada por la Xunta.
 

En este sentido, con la idea de que “a prioridade a partir deste momento é empregar a agua para os usos estritamente imprescindibles”, los responsables municipales acordaron “pechar o subministro de agua nas duchas e lavapés das praias e nas fontes da rede pública”, prohibir la utilización de agua potable “para encher piscinas, regar, baldear ou limpar fachadas de vehículos” e instar a minimizar el consumo entre todos los vecinos y veraneantes que disfrutan de sus vacaciones en el ayuntamiento para, con una “implicación activa de todas e todos vós” conseguir alargar el máximo “as reservas de auga” en Miño.
 

La comunicación, en la que apela a la responsabilidad y el civismo de sus ciudadanos, contempla también una serie de consejos para un uso razonable y el ahorro de agua como elemento esencial, entre las que aparecen la sustitución de baños por duchas, el cierre de grifos cuando no se estén usando, y un correcto mantenimiento de los sistemas domésticos para evitar pérdidas en grifos o mangueras, además de “calquera outra que permita un uso sostible da auga”,  apunta el escrito de Faraldo.

 

Dificultades

El miñense es el segundo ayuntamiento de la comarca de Betanzos que se ve obligado a tomar medidas restrictivas en relación con el abastecimiento de agua, ya que Paderne llegó a cortar el suministro durante más de treinta horas el pasado 15 de julio cuando, como consecuencia del excesivo consumo registrado los días anteriores, se vaciaron los depósitos municipales, informó el alcalde, César Longo Queijo.
 

Entonces, el Ayuntamiento de Miño salió al ‘rescate’ de su vecino con camiones cisternas que aliviaron la situación pero ahora son ellos los que se adelantan como medida de prevención. 

Miño ordena el cierre de las duchas de todos sus arenales por la sequía

Te puede interesar