La comarca de As Mariñas despide definitivamente las fiestas con el Entroido ancestral de Samede

El Entroido se vivió intensamente en el Domingo de Piñata de San Mamede | patricia g. fraga

Un fuerte chaparrón amenazó por unos minutos con aguar la fiesta, pero ayer en Samede –o San Mamede–, en San Xulián de Vigo (Paderne) nada pudo estropear el ambiente festivo, el humor y el baile. El Entroido más singular de la comarca, con personajes como los “vixigueiros”, “carolos” o “bonitos”, congregó a decenas de personas en la localidad, listas para despedir por todo lo alto el Carnaval.


En cuanto los bailadores de la asociación coruñesa Son D’Aquí –ataviados con sus trajes de “bonitos” y “carolos”– hicieron acto de presencia, todos se arremolinaron ante ellos para presenciar la “Muiñeira Cruzada”, un baile en el que niños y mayores participan de una tradición ancestral.


Esta fiesta logró recuperarse en 2017, casi seis decenios después de haberse “perdido” por la despoblación y la amenaza de excomunión de un párroco “obsesionado” con los excesos de Don Carnal, cuentan los vecinos. En ese año, “novos e vellos” se propusieron continuar la empresa de evocar una tradición misteriosa en As Mariñas.


Así, gracias a la memoria de los más veteranos salvaron de los desvanes las máscaras y al Policarpo, un “espantallo” que algunos vinculan con un antiguo prestamista betanceiro y que preside las celebraciones hasta su quema, que pone fin al Entroido.


Los “vixigueiros” deben su denominación a que en sus manos, o colgadas de un palo, llevan “vixigas de vaca ou porco”, para hacer ruido y azuzar a quienes no participen del Carnaval.


Entierro en Cambre

En Cambre ayer dijeron adiós a las fiestas con el Enterro da Sardiña. La jornada comenzó con la lectura del testamento a cargo de José Losada en el Campo da Feira. Los vecinos depositaron flores y rezaron por el alma pecadora del Choqueiro para luego arrojarlo al río Mero.


Con este acto el Ejecutivo de Óscar García Patiño busca rememorar una costumbre, especialmente de las parroquias de Cela y Brexo Lema, donde colocaban el Choqueiro o Meco en sus casas durante el período festivo.

La comarca de As Mariñas despide definitivamente las fiestas con el Entroido ancestral de Samede

Te puede interesar