Betanzos se engalana con más de seis kilómetros de tela para la Feira Franca

Las calles del casco histórico comienzan a “vestirse” para uno de los eventos medievales más esperadas de los últimos años | Pedro Puig

“Es emocionante volver a verlo así”, comenta una comerciante del casco histórico mientras sigue las tareas de ornamentación de cara la Feira Franca Medieval. Empezaron esta semana, veinte días antes de la cita, la más esperada desde su estreno en 1998. Después de la suspensión de 2020 y de las restricciones de 2021, con actuaciones pero sin mercado, el Ayuntamiento de Betanzos acaba de confirmar los alrededor de cien artesanos y empresas que acudirán al evento entre el viernes 8 y el domingo 10 de julio, a los que se unen las asociaciones del municipio, con espacio reservado en el evento, de acuerdo con los criterios establecidos por la organización, alcanzando los 110.


El número es “algo menor que en ediciones anteriores, por terrazas, andamios y medidas de seguridad entre ellos”, apuntan desde el Gobierno de María Barral, que ultima la agenda de actividades antes de su presentación oficial en los próximos días, mientras continua con la colocación de los escudos y los cientos de metros de telas de colores que ambientarán las calles del antiguo Castro de Untia.


La celebración, que alcanzará así su vigésimo tercera edición, es una de las más esperadas por los vecinos, que viven con especial  intensidad este “flashback” colectivo a la Edad Media.

 

 

Novedades


El último sin cortes, el de 2019, estuvo marcado por la celebración del octavo centenario del traslado de Tiobre a Untia y por la incorporación de escenas “sorpresivas” de la mano de María Pérez “A Balteira”, la más destacada de las “soldadeiras” de la corte de Alfonso X. Entonces se apuntó a la incorporación de esta enigmática artista –natural de San Vicente de Armea y una de las más estimadas tanto por Fernando III como por “El Sabio”– como “a primeira dunha serie de novidades que iremos incorporando nos próximos anos”, aunque después vinieron el confinamiento y las restricciones a causa del covid-19.


Con estos antecedentes, lo normal es que la ciudad viva con emoción la convocatoria de este 2022. No solo los residentes, sino los visitantes, que en los últimos días multiplicaron sus consultas sobre el calendario, y los hosteleros, entre los que se suceden las ofertas de empleo para esos días, en los que se esperan miles de visitas a Betanzos. 

Betanzos se engalana con más de seis kilómetros de tela para la Feira Franca

Te puede interesar