El auge turístico del Camino Inglés dispara las cifras de peregrinos

El paisaje y el patrimonio cultural tienen más peso e esta ruta que en otras variantes | AEC

Casi 11.000 peregrinos en 2021. Más de 2.500 hasta el 31 de mayo de 2022. Una media de 16.000 en el Año Santo de 2010. Los números son incontestables y, en esta ocasión, evidencian el auge del Camino Inglés a Compostela.


Las rutas jacobeas son un acicate para cualquier municipio que atraviesan y, a partir de esta certeza, los ayuntamientos del entorno completan su apuesta por este itinerario añadiendo a la estrategia de promoción los atractivos exclusivos de cada territorio, tanto históricos como naturales, de manera individual o en común, de la mano de entidades como la Asociación de Concellos do Camiño Inglés.


En los últimos años, el interés por la ruta entre las ciudades de A Coruña y Ferrol y Compostela (respectivamente, son 73 y 112,5 kilómetros) disparó la afluencia de peregrinos a ambas ciudades, así como a los ayuntamientos del área metropolitana por los que discurre, por Culleredo, Cambre y Carral en el caso de la primera variante (73 kilómetros hasta Santiago), y a Miño, Paderne, Betanzos y Abegondo, así como Mesía, donde convergen ambas alternativas, de las más importantes desde su origen en la Edad Media. Así, la evolución ha sido constante desde 2004.


En cuanto a los números de este Xacobeo 2021-2022, un Año Santo extraordinario por concesión del papa Francisco, quien autorizó extenderlo por las circunstancias excepcionales del anterior derivadas de la crisis sanitaria del covid, se cerró con 10.980 peregrinos recorriendo el Camino Inglés, de acuerdo con las cifras aportadas por la asociación que preside el alcalde orosano, Manuel Mirás Franqueira.


En los primeros cinco meses de este año, este número se sitúa en 2.518. Estos son “os datos oficiais que manexamos, se ben na asociación temos constatado que cada ano fan a ruta unha 3.000 ou 4.000 persoas a maiores que non recollen a compostela”, dijo Mirás.


Estudio

Según un estudio encargado por la entidad a sociólogos de la Universidad de A Coruña con el propósito de “coñecer un pouco o que busca o peregrino e así organizar a estratexia da asociación”, Portugal e Italia son los países más interesados en esta vía porque “en cinco ou seis días poden conseguir a compostela sen teren que facer outras máis longas”, pero es una alternativa que en 2021 escogieron, sobre todo, ciudadanos de distintas autonomías de España.


En concreto, el año pasado, con restricciones aún en vigor a causa del coronavirus en los desplazamientos internacionales, destacaron los caminantes españoles procedentes de Madrid, Islas Baleares y Valencia.


Los peregrinos que optan por el Camino Inglés lo iniciaron mayoritariamente en Ferrol (80,5%) y dedican entre cinco o seis días (65,5%) acompañados por amigos (49,9%) y siendo además una de las principales motivaciones compartir este viaje con sus amistades (63,6%).


En cuanto a la motivación, el Camino Inglés presenta un enfoque cultural y turístico con más peso que en otras rutas, con lo que las estrategias deberían estar enfocadas a resaltar la esencia del itinerario en una experiencia espiritual conectada por el paisaje.

El auge turístico del Camino Inglés dispara las cifras de peregrinos

Te puede interesar