Una pasión por el teatro que no entiende de edades ni pandemias

Carlos Martín y Óscar Sánchez en un ensayo de “A azotea”

El domingo 27 la compañía teatral Camtheam de Cambre estrenará en el centro sociocultural de O Graxal “A azotea”, una obra que protagonizan Carlos Martín y Óscar Sánchez bajo la dirección de Fernando Martínez y que la pandemia puso en jaque, como toda la actividad cultural.


Pero a los integrantes de este grupo, actualmente unas doce personas –han llegado a ser 50 de todas las edades, comentan–, un virus no los ha podido parar. “El teatro no es solo ocio, es casi una profesión aunque sea aficionado. No puedes hacer teatro a medias”, comenta Óscar Sánchez.


La compañía nació hace más de 30 años en la Juventud de Cecebre y pasó por varios enclaves, entre ellos Villa Florentina –la casa museo de Wenceslao Fernández Flórez–, cambiando muchos de los actores pero conservando otros. Con el estallido del covid-19 dejaron tres proyectos a medias, dos de los cuales ya han retomado –“Veredicto” y “A azotea”–.


Búsqueda de local

Agradecen enormemente la labor de María del Carmen Pan, la concejala de Desarrollo Asociativo, porque “no paró” hasta conseguirles un lugar donde ensayar y guardar su material, ya que se habían quedado sin espacio. “Estamos en negociaciones para volver a nuestro lugar primigenio, la Juventud de Cecebre”, indica Fernando Martínez.


Hacen un llamamiento a los jóvenes del municipio para poner en marcha un grupo de teatro grecorromano y al resto de la población para hacer teatro amador. Además, buscan mujeres adultas para hacer piezas de microteatro.


“A azotea”, su estreno más inminente, es una obra de Xavier Puchades sobre la cita de dos hombres en una azotea. “Tiene que ver con la soledad y el mundo en que vivimos, es un texto lleno de filosofía”, dice Carlos Martín.

Una pasión por el teatro que no entiende de edades ni pandemias

Te puede interesar