Vilanova bate récords con la duración de sus plenos para mudos

Hay políticos que aburren hasta a las moscas con sus discursos, muchas veces repetitivos, durante unas sesiones plenarias que con réplicas y contrarréplicas se vuelven eternas. No es el caso de Vilanova. En esta localidad arousana se baten récords de rapidez y ahora los periodistas ya hacen apuestas sobre cuántos segundos durará el debate. Hablan más los funcionarios dando cuenta de los puntos del orden del día que los concejales rebatiéndose unos a otros. La situación ha llegado a un punto que podría parecer cómico si no fuese porque detrás de esta actitud trasluce un enfrentamiento enconado entre gobierno y oposición que hurta a los vecinos la necesaria confrontación de ideas y pareceres sobre el futuro del municipio y eso no no es lo mejor. FOTO: Gonzalo Durán en un Pleno | G. Salgado

Vilanova bate récords con la duración de sus plenos para mudos

Te puede interesar