Vale más hacerlo que mandarlo

FOTO: Una poda profesional | AEC

Hay verdades como templos y una es esa de que “vale más hacerlo que mandarlo”. Sobre todo, cuando uno no está en posición de mandar nada sino de esperar pacientemente a que otros tengan a bien hacer. Y entre que el que espera, desespera y que, por lo general, hay ciertos trabajos que parece que se demoran hasta lo impensable, al final lo mejor es remangarse y entrar en faena uno mismo. Y a falta de jardineros municipales buena es una cuadrilla formada por vecinos del barrio bien provistos con tijeras de podar. Ese es el espíritu de los residentes del Barrio de las Flores, que superan la etapa de las demandas y las críticas y buscan soluciones. Eso sí, ojo con las tijeras, que cortan, y nadie quiere que haya un disgusto. El 
primero, el Ayuntamiento, que menudo cargo de conciencia iba a tener si un buen ciudadano tiene un percance haciendo una labor que le corresponde a los servicios consistoriales... FOTO: Una poda profesional | AEC

Vale más hacerlo que mandarlo

Te puede interesar