A la Unión Europea le toca encontrar una solución

Un edificio destrozado por los bombardeos rusos, en la ciudad ucraniana de Kharkiv | VASILIY ZHLOBSKY/EFE

Amigos gobernantes de la Unión Europea: el intento de frenar a Putin con sanciones económicas no nos ha salido bien. Al contrario, parece que le hubiera espoleado para atacar con más ímpetu y, como si nos estuviese echando un pulso, sus bombardeos se acercan cada vez más a territorio de la UE. Y algo habrá que hacer cuando llegue lo que parece inevitable. Algo que no sea reunirse para acordar una respuesta común en forma de reprimenda por carta, que nos conocemos. No hace falta decir que nadie, nadie, quiere entrar en una guerra; desde Estados Unidos ya han dejado clarita su posición, por si alguien tenía la esperanza de que liderasen el contraataque: sus tropas no van a entrar en Ucrania porque el principal objetivo es “evitar la Tercera Guerra Mundial”. Pero la alternativa no puede ser dejar a Rusia invadir un país y amenazar al resto. Sabemos que la solución no es fácil, pero les toca encontrarla.

A la Unión Europea le toca encontrar una solución

Te puede interesar