Trabajar para ser pobre

Un hombre reposta en una gasolinera | EFE

Hemos de confesar que no tenemos repajolera idea de economía. Nos hablan de alzas y bajas del Ibex, del Euribor, de la inflación y nos suena a chino. Bueno, lo de la inflación ya nos va sonando más. Sabemos que es ir a la compra y que nos den menos por más. Por  fin  nos han dicho, con palabras que en nuestra ignorancia podamos entender, lo que supondrá el lamentable estado de la economía actual. ¿Quieren saberlo? Pues, según los expertos, supondrá un aumento de gasto de 3.500 euros anuales por familia media. Como imaginamos que la familia media no le van a subir 3.500 euros al año, la deducción es sencilla: no llegarán a fin de mes. ¿Recuerdan cuando solo trabajaba fuera el padre y aún les daba para comprar el piso? Pues olvídense. Recomendaciones: ¿carne?, ni probarla; ¿pescado?, menos; ¿ducha?, semanal y agua fría; ¿calefacción?, qué es eso; ¿lavar ropa?, cuando se vaya al fregadero, nada de lavadora; ¿planchar?, la arruga es bella; ¿coche?, autobús; ¿autobús?, a patas; ¿leer?, de día; ¿televisión?, para lo que hay que ver… Y así sucesivamente.

Trabajar para ser pobre

Te puede interesar