Todos abandonaron a los mayores

Mucho se ha demonizado a los bancos por eso de condenar a los mayores a tener que realizar sus gestiones a través de móviles e internet, cerrando las ventanillas de sus oficinas. Es cierto, pero también lo es que, ahora mismo, la administración tiene un montón de procesos que solo se pueden hacer de modo telemático y que, por supuesto, los mayores tampoco pueden efectuar. Internet, es evidente, supone una gran ventaja, pero también puede ser un muro insalvable para decenas de miles de personas y ni los bancos, ni el Estado, se pueden olvidar de ellas. FOTO: Una persona maneja un móvil | aec

Todos abandonaron a los mayores

Te puede interesar