Tener un depósito lleno vuelve a ser un peligro

un nuevo robo de gasoil a una empresa de transportes del polígono industrial de Baión en Vilanova de Arousa pone necesariamente el foco sobre una realidad que se impone. Que el creciente aumento del precio de los carburantes comienza a hacer apetecible el robo de depósitos de vehículos para los amigos de lo ajeno. El episodio de esta semana parece que fue uno más de los muchos sucedidos en la zona en los últimos meses. Se ceban con camiones aparcados, por eso de que tienen los tanques más grandes. Cien litros se llevaron en un solo golpe. Un pico. Una nueva preocupación para un sector que se ha quedado con las ganas de alguna otra medida económica por parte del Gobierno. Una bonificación que está, pero que la subida de precio ya se ha comido.  FoTO: el carburante, por las nubes I f. a.

Tener un depósito lleno vuelve a ser un peligro

Te puede interesar