San Valentín no era un comerciante

Dios da pan a quien no tiene dientes. La mitad de nuestros conocidos despotricando contra esa fiesta consumista y artificial que es San Valentín y otros deseando celebrarla y sin poder hacerlo por ley. Es lo que tiene que se conmemore la figura de un sacerdote que celebraba bodas secretas en la época del emperador romano Claudio II, que en los países en los que el cristianismo aún está perseguido tienen muy presente la tradición de esta fecha. Pakistán, Irán, Malasia... ni un corazón en los escaparates ni una caja de bombones bajo el brazo. Y nosotros desaprovechando una ocasión de hacer fiesta. FOTO: Un clásico de esta fecha | EFE

San Valentín no era un comerciante

Te puede interesar