Queda mucho en lo que trabajar

En Ribadumia están consternados por la agresión sexual denunciada en la Festa do Tinto. El debate comienza a colarse en la política municipal. El portavoz del grupo opositor de Somos publicó un post crítico con la gestión actual del punto morado de esta fiesta, orientado, justamente, a la prevención de este tipo de delitos. El único culpable en estos casos siempre es el agresor, pero no está de más pensar, incluso debatir, en qué pueden mejorar campañas como esta, a la vista está, muy necesarias. Mejor siempre debatir de esto que entrar a ese otro falso debate que se empeña en negar la evidencia de la violencia sobre la mujer. FOTO: Un punto morado en arousa | m. f.

Queda mucho en lo que trabajar

Te puede interesar