Putin sigue hablando de genocidio en Ucrania

Putin, protagonista del festival | EFE

Putin no estaba escondido en un búnker en Siberia, o si lo estaba ya no lo está. El presidente ruso ha decidido darse un baño de masas de esos que tanto gustan a los dictadores. Fue el telonero de un concierto de música en el que había 100.000 espectadores y varios miles más fuera. Y lo hizo como si, en realidad, la estrella del rock fuera él. Y, por supuesto, el mensaje de su canción fue el de siempre: para defender la invasión de Ucrania como un acto de salvación ante un genocidio en Donestk y Lugansk. Y, mientras tanto, sus misiles son los que están provocando el genocidio de los ucranianos que, cada vez, tienen menos esperanzas de que Occidente tome una decisión que de verdad ponga al sátrapa ruso contra las cuerdas. Ya saben que Europa es cobarde y es más que probable que, a estas alturas, se estén arrepintiendo de haber pretendendido entrar a formar parte de un club tan solitario y, al mismo tiempo, tan cagón.

Putin sigue hablando de genocidio en Ucrania

Te puede interesar