Putin, el nuevo hombre del saco para los niños

Vladimir Putin | EFE

Resulta curioso como el devenir de los acontecimientos y el trato que los medios le dan a los personajes de la actualidad se adentran en el imaginario de los niños. El horror de la guerra de Ucrania no pasa desapercibido para los niños y pocos son los que no conocen a Vladimir Putin, que despierta curiosidad y antipatía a partes iguales entre ellos. Una buena parte de los estudiantes de Primaria que visitan regularmente Diario de Arousa para conocer las entrañas del periódico piden de forma recurrente que se les muestre una fotografía del presidente de Rusia para vilipendiarlo después y llamarle de todo menos bonito. En el subconsciente de todos estos chavales se ha instalado ya un nuevo hombre del saco, ese personaje que pervive generación tras generación y que nuestras abuelas y nuestras madres utilizaron alguna vez, o muchas depende de a quien, a modo de amenaza coercitiva en caso de mal comportamiento. El caso es que a medida que avanza el conflicto bélico, el malo de la película va dejando atrás la posibilidad del perdón infantil.

Putin, el nuevo hombre del saco para los niños

Te puede interesar