Esto puede acabar en cuestión de Estado

Ya estaban tardando los señores políticos en meterse en el tema de la representante española en Eurovisión, no fuera a ser que perdiesen una oportunidad de emponzoñar. Así, la cuestionada imparcialidad del jurado del Benidorm Fest pasa de ser entretenimiento en las redes sociales –las teorías de la conspiración han ido ganando en elaboración con el paso de las horas– a asunto que tratar en el Congreso. Y así sus señorías pueden empezar hablando de no respetar el criterio del pueblo, de lenguas cooficiales y de feminismo para acabar discutiendo sobre ganadería y repartos de fondos. Mientras, los sindicatos de RTVE, que comparten el sentir general de los espectadores, han pedido que se deje sin efecto el resultado del concurso. Como nos descuidemos esto acaba en referéndum. foTO: Chanel, ganadora del Benidorm Fest, por ahora | efe

Esto puede acabar en cuestión de Estado

Te puede interesar