Una pieza de dos euros frena a Alonso

Los mecánicos de Alonso, en acción | EFE

La Fórmula Uno a veces tiene estas cosas. Se gastan millones en telemetrías, diseños y cuanta innovación tecnológica se les ocurre y luego el motor se bloquea por una arandela de goma. Porque lo que le pasó al coche de Fernando Alonso en el GP de Australia fue exactamente eso: una fuga de aceite por la rotura de una junta tórica, que dicho en lenguaje simple es una arandela de goma que se puede comprar por dos euros en cualquier ferretería. La cosa es para echarse a llorar por surrealista, pero en Alpine están contentos porque pueden salvar el motor, que al final es lo que les importa.

Una pieza de dos euros frena a Alonso

Te puede interesar