Los peligros de no ser intolerantes con la intolerancia

el Pleno de Albuñol (Granada) votaba de urgencia suspender las fiestas y decretar luto por el asesinato machista de una de sus vecinas. Su marido había acabado con la vida de ella y, después, terminó con la suya propia. Los plenarios no daban crédito al anunciado “no” de Vox al acuerdo. Ni a las palabras de su concejal, ex del PP, Juan María Rivas: “Estoy seguro de que él tiene la culpa. Estoy seguro de que ella tiene la culpa”. Han leído bien: Culpabilizar a la asesinada. De haber sido asesinada. Ahí es nada.  Si usted se encuentra un día con alguien que defienda este tipo de desfachateces, pregúntele si culparía también a una víctima de ETA de haber sido asesinada. Seguro que su discurso cambia. Y entonces sabrá que el único que mira a través de la ideología es él.  

Los peligros de no ser intolerantes con la intolerancia

Te puede interesar