Qué Panamera, guajira...

Imagen de un Porsche en una pista de pruebas | foto: aec

Estamos más contentos que Yoquesé, y mira que Yoquesé está contento/a, ¿eh?, que es él/ella muy de contentarse. Les cuento. Resulta que el otro día me enteré de que una señora con aspecto normal, como nosotros mismos, se había comprado un Porsche Panamera porque le gustaba y le había parecido barato. Y se lo podía permitir porque ella cobraba tres pagas -hasta ahí no llegamos nosotros, ¡cachislamar!- y su marido cobraba 504 euros -hasta ahí sí que llegamos, ¡albricias!-. No tenía carnet de conducir y necesitaba chófer, así que a nosotros nos saldrá más barato el capricho, que nos lo conducimos solitos. Vista la cuestión así, grosso modo, y con la naturalidad que hablaba la señora, creemos que algún día también nosotros podremos llegar a comprar un Panamera. Si no nos da para comprarlo nuevo, podemos comprarlo en la subastas de los depósitos judiciales, que al parecer hay unos cuantos, entre ellos el de esta señora. Qué bien, una alegría entre tanta desgracia universal.

Qué Panamera, guajira...

Te puede interesar