Una nueva etapa en dos frentes

Feijóo entrega la carta de renuncia al cargo al presidente del parlamento | EFE

Feijóo ya no es presidente de la Xunta. Lo ha sido durante los últimos trece años, cuatro mayorías absolutas consecutivas que le avalan para las tareas a las que ahora se tendrá que dedicar. Sin embargo, los plazos políticos son como son y todavía tendrán que pasar dos semanas más para que el Parlamento ratifique a Rueda como su sucesor al frente del Gobierno gallego. Del mismo modo, también liquidó su etapa como presidente del PPdeG (en este caso todavía con más antigüedad, ya que estuvo 16 años al frente de la formación en la comunidad autónoma) y, curiosamente, será también Rueda el que le sustituya. Y, en lo que le atañe en su trabajo al frente del Gobierno gallego, le dejó puestos deberes, ya que le encomendó que continúe con el galleguismo integrador y constitucional que él mismo heredó de Albor, Laxe, Fraga y Touriño. Rueda, que seguro que recoge ese testigo, tiene ahora por delante dos años para convencer a los gallegos de que es digno del puesto que le ha tocado ocupar, seguro que por empeño y esfuerzo no será.

Una nueva etapa en dos frentes

Te puede interesar